Pedagógicas

Para ser un buen educador

Publicado por Angela Castro

Nos aporta nuestra compañera Ángela Débora Castro Valencia desde la Básica primaria

Para ser un buen educador se debe tener amor, autoridad y conocimiento. Los resultados de nuestra labor están al final del camino. Es muy difícil encontrar un buen maestro, te propongo analizar el siguiente texto e identificarte con él:

Estas son algunas características de los buenos maestros.

Los buenos maestros tienen metas altas para todos sus estudiantes. Ellos esperan que todos los estudiantes puedan y logren ser exitosos en su salón, y no se dan por vencidos con los estudiantes que van atrasados.

Los buenos maestros tienen objetivos claros y bien escritos.

Los maestros eficaces planifican las lecciones que les dan a los estudiantes una idea clara de lo que van a aprender, cuáles son las tareas y cuáles son las reglas para calificar. Las tareas están diseñadas con metas de aprendizaje y les dan a los estudiantes amplia oportunidad de practicar lo que han aprendido. El maestro es consistente en su forma de calificar y regresa las tareas corregidas a tiempo.

Los buenos maestros están preparados y organizados.

Ellos llegan a sus salones temprano listos para enseñar. Presentan las lecciones en una forma clara y estructurada. Sus salones están organizados de una forma que limita las distracciones.

Los buenos maestros motivan a sus estudiantes y les enseñan diferentes perspectivas.

Los maestros eficaces usan los hechos para enseñar desde un principio, no hasta el final; siempre hacen preguntas que empiezan con? ¿Por qué? ven todas las perspectivas de un asunto y motivan a los estudiantes a predecir qué es lo que va a pasar. Ellos hacen preguntas a los estudiantes frecuentemente para asegurarse que todos los estudiantes están atentos. Intentan motivar a toda la clase, y no permiten que unos pocos estudiantes dominen la clase. Mantienen a los estudiantes interesados en aprender con tácticas variadas e interesantes.

Los buenos maestros forman relaciones fuertes con sus estudiantes y demuestran que les tienen afecto como personas.

Los buenos maestros son agradables, accesibles, entusiastas y cariñosos. Los maestros con estas cualidades se quedan después de la escuela y están disponibles para los estudiantes y los padres que los necesiten. Ellos se envuelven en comités escolares y actividades, y demuestran un compromiso con la escuela.

Los buenos maestros son expertos en su materia.

Ellos exhiben amplio conocimiento en las materias que enseñan y dedican tiempo para continuar su propia educación en su materia. Ellos presentan material escolar con entusiasmo e inculcan en los estudiantes las ganas de aprender más fuera de la escuela.

Los buenos maestros se comunican frecuentemente con los padres.

Ellos buscan comunicarse con los padres a través de conferencias y notas o reportes que mandan a casa. No dudan en llamar a un padre si están preocupados por un estudiante.

¿Eres buen maestro?

Acerca del Autor

Angela Castro

Docente de la I.E.F.A. coordina iefangel.org en la Básica Primaria y el programa de Medios Escolares.

9 Comentarios

  • Me considero una maestra en construcción porque la realidad, las expectativas, los contextos, los niños, las niñas, los adolescentes, los padres y madres de familia, los compañeros de la Federico Ángel me exigen y proponen cada día.
    Vale la pena recordar que “Maestro en su orígen es quien dirige el juego- quien dirige el baile-es quien inicia procesos- muestra mundos y abre horizontes “…. Es el encargado de iniciar a cada quien en el sentido que su existencia tiene en la comunidad. El maestro es ante todo la persona del encuentro y de la confrontación. Es al mismo tiempo solidario, promotor y víctima de la renovación y se encuentra entre el pasado y el futuro. El maestro es quien guía y valora las acciones de sus estudiantes. A él le compete mostrar el camino para que el otro lo camine. El maestro cuando enseña, muestra y se muestra. Y en ese mostrar se aspira a desarrollar en los demás el deseo de aprender, de formar-se. Es con su testimonio como mejor puede contribuir a los procesos de formación integral de sus estudiantes.

  • Y ser buen maestro incluye alegría, dinamismo, rejuvenecer cada día con sus estudiantes…por eso esta semana estamos los maestros de la Federico llenándonos de energía, renovándonos…porque nos encontramos compartiendo con otros maestros en los juegos del magisterio.
    La profe Angela los felicita por tomar la decisión de regalarse este espacio tan merecido. Nos vemos en Sabaneta!

  • GRACIAS PROFE POR TODA ESA ENERGÍA Y ALEGRÍA QUE NOS REGALA CADA DIA ,Y SI ,,FUE LO MEJOR QUE HICE ESTA SEMANA ,ESTAR EN LOS JUEGOS DEL MAGISTERIO. Y ,SABEN ME GANE LA MEDALLA DE LA VIDA, Y ESTOY FELIZ,LO PUDE HACER DESPUES DE 3CIRUGIAS DE CORAZON, PUEDO JUGAR Y ESTAR SEGURA ,ESTO ME LLENA DE OPTIMISMO Y ESTOY SEGURA DE QUE UN MAESTRO FELIZ HACE ESTUDIANTES FELICES Y CON GRANDES DESEOS DE SER MEJORES.

  • Porque nosotros los maestros somos seres muy humanos estuvimos este martes 23 de febrero participando de una jornada de salud programada por la Fundación Médico Preventiva, es por eso compañeros que los invito y me invito YO (Ángela Castro) a no dejar para mañana lo que debemos hacer hoy, mañana será otro día… ya no posterguemos más la felicidad y la sonrisa, ya no más frases como mañana inicio esto…
    Lo veo mañana…
    Es común que en la búsqueda cotidiana del descanso físico y mental, o de la calma, dejemos para otro día lo que hoy podemos hacer.
    Esto no sería del todo malo, si realmente al día siguiente se hiciera lo que se pospuso el día anterior.

    Muchas intenciones de trabajo se quedan en eso y muchas buenas ideas se enmohecen y oxidan con el tiempo, precisamente por no haberles dedicado su momento.

    Y… “mañana empezamos a separar material reciclable”, ó “mañana empezamos el programa de conservación de la audición, de la respiración, del cuidado de mi voz” ó “mañana me decido y ahora sí le digo al jefe esta gran idea”, son solamente formas de hablar y no actuar.
    Tal vez ese mañana nunca llegue.
    Es bueno respetar nuestras ideas y darles ese tiempo que reclaman para poder mejorar nuestro mundo, pues…el tiempo corre.
    Así que….mi querido Maestro…mi querido compañero de Federico Ángel no dejemos para mañana el ejercicio, la buena alimentación, la buena respiración, no dejemos para mañana la tarea de amarnos…sabes que debemos dejar para mañana? LA PRISA. Vivamos hoy más despacio cómo si fuera nuestro último día.
    Que lo aprendido este día lo pongamos en práctica hoy………………mañana…puede ser tarde.
    Con aprecio.
    Angela

  • Para mis compañeras de Federico Ángel…felicitaciones por ser privilegiadas con el don de ser mujeres….

    Ah y recuerda que todas nosotras debemos tener todas estas cosas:
    Un viejo amor al que regresar en sus sueños…
    y otro que le permita darse cuenta de lo lejos que ha llegado. El valor necesario para alejarse cuando no la aman.

    Libertad económica suficiente para irse y alquilarse un lugar propio, incluso si nunca no desea o necesita.

    Una etapa de juventud que dejar atrás con gusto.

    Un pasado suficientemente rico en experiencias,
    como para ser contado al llegar a una edad avanzada.

    La certeza de que seguramente llegará a una edad avanzada y dinero guardado, suficiente para no depender de nadie.

    Un equipo completo de destornilladores, taladro…
    y al menos un picardías negro de encaje.

    La amistad de alguien que siempre la haga reír,
    y de alguien que le permita llorar.

    Un hermoso mueble en casa, que no perteneció a nadie en la familia. Un email, dónde recibir y enviar frases de aliento.

    Un juego de vajilla para ocho personas, copas y la receta para una cena que haga sentir espléndidamente a sus invitados.

    Una rutina de cuidado de la piel, un plan de ejercicios
    y un proyecto para enfrentar aquellas facetas de la vida
    que no mejoran después de los 30.

    Un inicio sólido en una carrera que le guste, una relación satisfactoria y todas aquellas facetas de la vida….
    que sí mejoran después de los 30.

    TODA MUJER DEBERÍA SABER:

    Cómo enamorarse sin dejar de ser ella misma.

    Lo que quiere con respecto a tener hijos, cómo Renunciar a un trabajo, terminar con un novio
    y cómo afrontar a un amigo sin arruinar una amistad.

    Cómo intentarlo todo y cuándo alejarse.

    Cómo pasárselo de maravilla en una fiesta
    a la que no deseaba asistir.

    Cómo pedir algo que realmente desea…
    de manera que casi seguramente lo consiga.

    TAMBIÉN DEBERÍA SABER:

    Que no puede modificar el ancho de sus muslos o de sus caderas,o la forma de ser de sus padres.

    Que su niñez pudo no ser perfecta… pero que ya terminó.

    Lo que podría o no podría hacer por amor… o lo que debería o no.

    Cómo vivir sola… aún si le desagrada.

    En quién confiar y en quién no.

    A dónde ir a sentarse con su mejor amiga,
    o a una agradable cabaña en la playa
    cuando su alma necesita alimentarse y tranquilizarse.

    Lo que puede lograr en un día… un mes… y en un año.

    !Toda mujer es capáz de lograr esto y mucho más !

    Un fuerte abrazo. Ángela

  • solidario, pero con firmeza
    pedagògo apasionado por su profesiòn
    comprometido con el aprendizaje
    pràctico, sencillo y afable
    emprendedor, dinàmico y versatil

  • Me encanto leer eta página, soy de Panamá y en estos momentos los buenos educadores nos sentimos mal ya que, la sociedad nos ve como culpables por la baja calidad en la educación, y es injusto ya que son muchos los factores que han incidido, El Ministerio está implementando una transformación curricular a la cual no nos opones, a lo que no, nos oponemos; la oposición es hacia la improvisación y a la falta de evaluación de la misma después de año y medio de la misma.

Dejar un comentario