¿Cultura Física?… ¿Educación Física?… ¡Juego, Salud y vida!

En la actualidad la enseñanza de la educación física nos ha permitido concluir varias cosas, la primera tiene que ver con el hecho mismo de promover la salud y el control corporal, por ende hay que manifestarle a todos los interesados en los procesos formativos de esta área que el adiestramiento militar y la formación rígida de filas, partes a directivos docentes y comunidad en general esta revaluada desde finales del siglo XX, la orientación deportivista de técnica y táctica en cada una de las formas jugadas en deportes de conjunto e individuales aplicadas al área,

también fue revaluada y se plantea desde las experiencias deportivas como un eje promotor y orientador hacia la práctica, más no es la exigencia directiva de enseñar deporte en la menospreciada área de la educación física. El otro referente es la recreación como eje temático en la construcción de una sociedad que juega. En el “homo ludens” de Johan Huizinga, el juego es intrínseco en los seres vivos, el hombre juega por naturaleza de allí el mismo hecho de autorizar cualquier juego como enriquecimiento pedagógico e incluso como herramienta metodológica de enseñanza.

Todo lo anterior lo planteo para ilustrar a propios y extraños de un tema tan amplio, y con el cual muchos directivos docentes equivocados pretenden hacer creer que la educación física es la mejor herramienta para adiestrar masas, culturizar cuerpos y sincronizar ideas, la cultura del sudor como aspecto de gusto directivo más el aglutinamiento de conceptos, “disque teóricos” llevan a la retórica de unos demagogos directivos que creen siempre hallar chivos expiatorios en el circulo más fácil, la masa como dominio del cuerpo al servicio de la direccionalidad errada y poco reflejada en los educandos.

La educación física maneja varios componentes, el primero que enunciaré es el componente lúdico motriz, por naturaleza el ser humano se mueve y por ende genera y crea experiencias motrices aplicadas no solo a lo cotidiano si no también a tareas de movimiento, saltar, girar, atrapar, eludir, son simple necesidades corporales a la hora de vencer obstáculos en la puesta de los sentidos y el manejo corporal. Otro componente es el socio motriz, la necesidad de socializar a través del movimiento, la comunicación verbal, no verbal, el lenguaje de señas, la expresión corporal, ¿Qué hubiese sido de Charles Chaplin sin el manejo corporal y facial a la hora de expresarse en el cine mudo?, y considero el último componente como uno de los fundamentales a la hora de apropiarnos de un espacio de enseñanza tan importante y crucial, como es el componente afectivo motriz, las sensaciones, sentimientos, cuidados corporales y aceptación de la figura del cuerpo encierran en estos tres aspectos o componentes la esencia del trabajo de la educación física en un medio que aún la ve como la necesidad de hacer filas, enseñar técnica, orientar regaños y culturizar sudor.

¿Qué enseñar en educación física?

Lo primero que se debe enseñar es a jugar con el cuerpo, si hablamos en la edad base desde los tres hasta los siete años, lo fundamental en esta edad son los patrones básicos de movimiento, lo que se conoce como locomoción, éste eje temático bien fundamentado permitirá con absoluta seguridad pasar a otra fase de la estructura motriz como son las habilidades de movimiento o motrices básicas, en este punto desde los ocho hasta los once años es el factor clave para orientar más adelante buenas estructuras deportivas y elementos de fundamentación atlética. Una buena enseñanza en este aspecto permitirá consolidar verdaderos talentos deportivos.

Dentro de esta cultura el aprender hacer, hoy en día como emprendimiento en el aporte educativo y más en esta área tan rica nos conlleva a la elaboración de material y consolidación de proyectos que incluso en décimo y once sirven para ser aplicados en las comunidades donde habitan nuestros estudiantes, la administración deportiva enfocada desde la realización de certámenes deportivos, mini campeonatos, nocturnas deportivas, espacios saludables y demás, hacen de la misma, una enriquecedora temática formativa.

Por último nos queda enfocar ésta área desde lo afectivo corporal y en este factor es trascendental la expresión corporal y el gusto por moverse como aspecto fundamental y primordial para un éxito en la obtención de resultado final.

Hoy en día el sedentarismo adolescente y juvenil colma las aulas y llena de pereza y apatías los planes y programas que se trazan los educadores físicos, aunque lo más aterrador del tema es la perversa mirada directiva creyendo solucionar el tema de inquietud de nuestros educandos en la llamada hora de educación física.

Vale la pena invitar a todos los lectores a introducir en los proyectos de vida, la importancia de la salud, el cuidado del cuerpo, y a jugar hasta el último minuto de la existencia, como la esencia divina del rito inmediato de la creación humana desde la concepción de valorar cada factor de enseñanza y conjugación del buen vivir.

OSCAR ALEJANDRO RINCÓN CARVAJAL

EDUCADOR FÍSICO IEFA

ACORD ANTIOQUIA 035

Comentar

Click aquí para enviar un comentario


También puede interesarte..