Mi IEFA

¡Oye IEFA!, se encubra y creces como cuán infante en proceso de formación que luego de aprender a caminar sale a correr como atleta en pista para batir record del mundo, los cien metros lisos son la meta cercana y la marca más fuerte para romper la incertidumbre de caldeños asombrados de ver los vertiginosos pasos dados en tan pocos años en el ámbito de la educación oficial.  No hay celebración en la carta es simplemente inspiración de un educador, al que los años lo han traído por cosas del destino a este claustro educativo como llamaban en el siglo XIX los establecimientos de enseñanza en el mundo. (Oscar Rincón)

1 Comentario

Click aquí para enviar un comentario

  • Profe Ricardo felicitaciones por este trabajo tan maravilloso, se nota un gran sentido de pertenencia, un amor verdadero por el colegio, una dedicación absoluta y una entrega incondicional.
    De corazón… te admiro profundamente.