La Estupenda Fiesta de Graduación.

Terminar una etapa de nuestra vida, como en efecto ocurrió con nuestra Promo 2010, es un hecho importante que debe celebrarse. Para nuestras comunidades educativas esto tiene una particular importancia, pocas o algunas veces son los mismos estudiantes quienes, a pocos meses de graduarse o egresar, organizan todo lo necesario para que luego de su ceremonia oficial, puedan disfrutar de una relajante fiesta. En esta oportunidad, ponderamos el hecho de que lo que comenzó como una ilusión, como un proyecto de los directores de grupo de los grados Once, felizmente se pudo  materializar y se constituyó en una ocasión sin precedentes en la vida de la IEFA.

A veces los papás de los egresados se ponen de acuerdo para reunir fondos y colaborar con los muchachos en la celebración, ayudándolos a coordinar cada detalle y apoyándolos como siempre lo han hecho. Para la IEFA, los directores de grupo de once, nuestro rector, los estudiantes es motivo de satisfacción haber logrado el maravilloso Plan de finalizar el año escolar con una estupenda FIESTA BLANCA de graduación, donde también, predominaron los colores Federiquianos.

Uno de los momentos más felices en la vida adulta, luego del matrimonio y la llegada de los hijos, es la ceremonia de graduación. Ese momento en el que muchos  años de esfuerzo se ven reflejados en la felicidad de nuestros padres y en el reconocimiento que nos otorga nuestra querida Federico para poder aspirar a una carrera por la que tanto hemos soñado y por la que nuestros muchachos, seguramente harán los mayores esfuerzos.

Bachilleres Federiquianos, el momento de la graduación no debería quedar solo entre fotos, brindis y diplomas, sino que debe celebrarse de la misma manera como se hace cuando recibiste la noticia de tu ingreso a la universidad o la posibilidad de continuar estudiando y así consolidar un mejor futuro. Los invito a conservar el recuerdo material de este momento y no olvidar esta significativa experiencia, y sobre todo, de haber compartido parte de sus vidas con sus maestros y compañeros de clase.

Agradecemos especialmente el apoyo de los Padres de familia, y por supuesto a nuestro Rector, Manuel Hernández, el empeño y sacrificio de los directores de grupo; ya que, posibilitaron el proceso y el proyecto que muy entusiasmados empezamos en el  mes de febrero del  año  2010.

FELIZ 2011. LOS QUEREMOS MUCHO

2 Comentarios

Click aquí para enviar un comentario

  • Ricardo te felicito por este significativo evento.
    Maestro dedicado y comprometido con su labor. Empezó bien y terminó bien.
    Personas así son las que necesita nuestra Institución.
    Angela Castro V

  • Apreciados estudiantes bachilleres 2010…Felicitaciones por el esfuerzo realizado,reciban ante todo mis para bienes y congratulaciones, han terminado una etapa en su preparación académica y formación humana.
    Les deseo de manera sincera, muchos éxitos en los nobles ideales que emprendan a partir de hoy, mantengan siempre vivos y prácticos sus valores, que la superación, el optimismo, el carácter, la excelencia y la exigencia sean prácticas constantes; siempre que alcancen una meta, tengan presente a Dios en sus vidas, para que en el mañana sean los portadores de la tan anhelada paz y el amor que tanto necesitamos.
    Ahora en la escuela de la vida, no olviden que…En lugar de excusas la vida te pide compromisos, en lugar de culpas te pide responsabilidad y en lugar de negativismo e indiferencia te pide fe y entusiasmo. Ánimo jóvenes, su destino lo forjaran en la medida de su motivación y voluntad; su futuro será lo que siembren y han sembrado con gozo y responsabilidad, hagan prácticos los Principios y valores de la institución que a partir de hoy son egresados.
    Bachilleres, se abre para ustedes un amplio horizonte de superación no solo intelectual sino integral porque es la persona en su integridad la que necesita algo que la armonice, que le de coherencia y razón de vivir. Y como ya se los había expresado, “cada minuto que vivimos es un momento nuevo y único en el universo, un momento que jamás volverá”. Vivan plenamente, pero como decía Albert Einstein ” Sólo una vida vivida para los dmás es una vida que merece la pena”. Los recuerdo a cada uno(a) con mucho cariño. DIOS LOS BENDIGA.