Expectativas Federiquianas para el 2011

Cualquier expectativa que produce un nuevo ciclo en el proceso educativo presenta inquietudes en torno al mejoramiento de los procesos  institucionales, se quiere decir entonces que la depuración escolar implica pensar en la renovación de la vida escolar que consiste en resignificar el P.E.I. como referente que identifica y orienta la vida de la Federico o de cualquier otra institución educativa.

La formulación de planes de mejoramiento se ha ido convirtiendo en un asunto meramente instrumental, además de asumirse de manera equivocada como sustituto del P.E.I. y  para cumplir un requerimiento de tipo legal y administrativo. En contraste, debe ser una estrategia dinámica y transversal que posibilite el logro de nuestras metas institucionales, deben plantearse  rutas para repensar la institución y producir transformaciones concretas, que redunden en mejores resultados en el compromiso de formar las nuevas generaciones de colombianos, en nuestro caso, de Caldeños. Es necesario entonces, ajustar los procesos de gestión organizacional que nos permita diferenciar y correlacionar estos componentes propios de nuestro quehacer cotidiano. En este sentido, está comprometida la gestión directiva.

En educación, y sobre todo en los procesos administrativos, se debe actuar de manera responsable y con mucha seriedad.  En otro sentido, las decisiones para producir transformaciones y cambios pertinentes: carga académica, mejoramiento en el aprendizaje, cualificación de los docentes, entre otros, se ajustan a un proceso participativo de la  evaluación con el propósito de aproximarnos al logro de una educación con calidad desde los propios actores, a necesidades institucionales concretas, no a caprichos, ni visiones personalistas. De hecho, en el pasado año de 2010 se consolidaron transformaciones y se cualificaron  procesos y proyectaron otros que nos permitirán seguir creciendo académica, pedagógica y administrativamente.

NUESTRA ASPIRACIÓN.

El objetivo de la calidad en nuestra propia misión implica procesos de evaluación claros que conlleven, por supuesto, a la investigación y así promover el desarrollo institucional de la I.E.F.A.

Los desafíos que plantean la consecución del éxito escolar de los alumnos requieren una actitud favorable a la innovación y a la experimentación. Las circunstancias en que viven nuestros niños, niñas y adolescentes  van cambiando al mismo ritmo con que se transforma la sociedad. Por ese motivo, la educación no puede concebirse como una actividad estandarizada ni regulada de una vez para siempre, sino que hay que desarrollar actitudes y modos de actuación que permitan su paulatina adecuación a circunstancias y demandas cambiantes.

En los actuales momentos la comunidad educativa Federiquiana afronta el desafío de desarrollar acciones, capacidades y habilidades que de manera sistemática nos garanticen el mejoramiento progresivo y fortalecimiento de nuestra institucionalidad y sobre todo depurar la confianza en sí mismos, la de los Padres de Familia, de nuestros estudiantes, de los docentes, fortalecer la autoestima y generar seguridad en el desarrollo de una propuesta pedagógica pertinente, esta última ,con carácter urgente.

Consolidar nuestra institucionalidad ha requerido y continúa requiriendo de acciones, compromisos y responsabilidades de los diferentes estamentos de la comunidad educativa de la I.E.F.A. Al encuentro con los tres últimos años lectivos de 2008 -2010 hemos estado en una etapa de redescubrimiento de hallazgos y nuevas señales para balancear los resultados obtenidos hasta ahora, los logros alcanzados y tareas que debemos seguir desarrollando en este nuevo año de 2011 con un P.E.I fortalecido y contextualizado a las demandas locales, regionales, nacionales  e internacionales.

1 Comentario

Click aquí para enviar un comentario

  • Quiero compartirles un texto interesante a propósito del inicio de un nuevo año escolar y de la juventud que nos ha sido dado formar.

    LA LOCURA DE LA EDUCACIÓN

    Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados” Albert Einstein

    Iniciamos con esta reflexión ya que constantemente olvidamos la perspectiva universal de las frases célebres o de sus autores. Después de clarificado éste punto, ¿ha escuchado la siguiente expresión?: “¡les están enseñando lo mismo que yo vi hace 20 años!” Si su respuesta es afirmativa, creo que la gente puede estar diciendo entonces que tú y yo estamos locos Lucas.
    Seamos sinceros, la educación en Colombia no es mala simplemente está retrasada. Como bien afirma Umberto Eco, el sistema pedagógico se ha quedado corto frente a la evolución social.
    La ecuación ya no es lineal y mucho menos intencional. Durante mucho tiempo, incluyendo en el que fuimos estudiantes, deseamos que el aprendizaje fuera accidental, por ósmosis, y por fin estamos en esa etapa de la historia; jóvenes entre los 8 y los 18 años pasan alrededor de diez horas cuarenta y cinco minutos diarias en Internet ¿Haciendo qué? para muchos la respuesta trístemente es perdiendo el tiempo. Pero estas personas están equivocadas, los usuarios de la red no están desperdiciando nada, por el contrario, y aún sin ellos muchas veces saberlo, se encuentran aprendiendo.
    Mirémoslo desde ésta perspectiva: la ecuación en el siglo XXI tiene por base la interacción y la construcción colaborativa, esto nos indica que la educación al igual que el resto de nuestro esquema social gira entorno a las relaciones y a cómo nos compartamos en ella.
    Jugando, leyendo, oyendo música y hasta de los chistes los virtuadanos[i] convergen conocimientos, perspectivas y motivaciones que desencadenan cuestionamientos tan elaborados y metódicos como cualquier clase catedrática, e incluso mejor, ya que esto sucede de manera personal y como me afecta y te afecta termina motivándonos a deconstruir y reconstruir el discurso que se daba por verdadero.
    Sir Ken Robinson asegura que la clave está en lograr vivir de manera apasionada en nuestro elemento… para interpretar esta frase podríamos hacerlo con otra de una vieja canción: “hagan las cosas con amor pues aquel que trabaja en algo que no le gusta, aunque lo haga todo el día es un desocupado” Facundo Cabral. La educación no puede ser rutinaria, pues esto podría llevar a que las nuevas generaciones vivan sueños pasados y por ende a un estancamiento cultural.
    Tenemos herramientas y, más importante aún, creatividad para labrar un mejor futuro tanto académico cómo social, y es este tipo de razonamiento el que lleva a innovar, a crear y utilizar elementos físicos e intelectuales que llamen la atención y hagan del proceso enseñanza-aprendizaje algo tan fuera de paradigmas como sea posible, donde construyamos y reconstruyamos nuestros talentos, donde perfilemos nuestras aptitudes y sobretodo donde conservemos la curiosidad cómo estandarte de nuestro estilo de vida.