¡Buenas y Santas sus Personas…!

…más buenas que santas…Era este el saludo jovial y casi original del profe Guillermo, después venía una broma, de pronto un abrazo disimulado y un tímido beso en la mejilla para sus compañeras de más confianza.

En tanto el profe Alfonso con sus largos silencios y miradas escrutadoras llegaba a la sala y saludaba con parsimonia.

Dos compañeros que se van,  distintos en su proceder como personas pero que en su esencia son dos AUTÉNTICOS MAESTROS, llenos de bondad, repletos de vocación, inundados de pasión por su labor.

Dos maestros que fueron, son y serán importantes en la vida de los estudiantes de Fedrico Ángel, educadores que dejan huella, que influyeron en la personalidad de cada joven, que entregaron herramientas para pulir su formación, que enseñaron números, fórmulas y hasta cómo plasmar sus sentimientos en un papel.

Guillermo, Don Alfonso: Para iniciar un buen proyecto se requiere valentía y para terminarlo perseverancia, esas dos virtudes las tienen ustedes dos,  grandes maestros!  que aunque sabían que no era fácil ser maestro en estos tiempos, desempeñaron su trabajo a la perfección  y se hicieron querer por sus estudiantes y por que no decirlo por muchos de los padres de familia.

Ustedes se ganaron el respeto de personas inteligentes, gozaron del cariño de sus colegas, se ganaron el reconocimiento de sus Directivos y dejaron este mundo un poquito mejor de lo que lo encontraron, y algo muy importante: con toda seguridad que por lo menos una persona ha vivido mejor gracias a ustedes.

Profe Alfonso: es un buen momento para el descanso, es tiempo de recoger la cosecha y gozar de sus frutos. Que Dios lo bendiga.

Profe Guillermo le deseamos muchos éxitos en su nuevo cargo,  lucha siempre por lo mejor, piensa en lo mejor, espera lo mejor y trabaja únicamente por lo mejor.

Que Dios los llene de bendiciones.

Ángela Débora Castro Valencia

1 Comentario

Click aquí para enviar un comentario

  • Estos últimos días no he reído tanto como lo hacía en el colegio. Es que aquí soy todavía un extraño y detento un cargo que inspira más resquemor que cariño. Tengo mucha nostalgia y cuando ví las fotos me dieron ganas de llorar. Saludes a mi buen compañero Víctor, al gran cheff Óscar, a la shakira reencauchada, al Sebastián. A vos Ricardo, que tanto te admiro y aprecio. Excelente tu labor. Recuérdale a Víctor que el Poderoso le ganó al Cali y que mire bien la tabla de posiciones y observe quién va mejor ranqueado de los equipos grandes de Medellín… Que no olvide que la sangre es roja y la grandeza de los océanos y los cielos es azul…

    Guillermo