Federiquianas Pedagógicas

Docentes de la IEFA aprendemos lecto-escritura Braille

braile.
Publicado por Ricardo Steffens

A menudo, los padres no ven el valor de educar a sus hijos ciegos. Aún si lo hacen, los niños puede que no reciban la atención apropiada en las instituciones educativas regulares. Muy pocos maestros estamos entrenados para enseñar Braille, un lenguaje escrito para los ciegos, en el cual las letras son representadas por un grupo de puntos en relieve que se pueden sentir con la yema de los dedos. De allí que estemos celebrando esta determinación para que los educadores Federiquianos, por fin, podamos interactuar directamente con nuestros alumnos y alumnas con discapacidad visual.

El propósito central de estas jornadas de aprendizaje es poder satisfacer las necesidades de nuestros estudiantes con impedimentos visuales, interactuar más comprometidos, y también sentirnos útiles y más cercanos a ellos. Actualmente tenemos a Estela, nuestra compañera invidente y maestra de apoyo de los alumnos y alumnas que con mucha dedicación nos acompaña y orienta en torno a este sistema de lecto-escritura.

Sin lugar a dudas, nos ayuda a comprender de manera consecuente la problemática del invidente para acceder al conocimiento e interactuar con sus compañeros y maestros en las aulas. Por ejemplo, leer y escribir en Braille es importante: es muy difícil aprender matemáticas oralmente, y el Braille es importante para la independencia económica del ciego, en el futuro.

Nuestros docentes en pleno ejercicio de apropiación del sistema

Los niños, niñas y jóvenes usan una plancha y un punzón (un utensilio para escribir) para repujar las letras en Braille sobre el reverso del papel grueso. Repujando una imagen de derecha a izquierda, en el reverso del papel, asegura que lo que se escribe pueda ser leído de izquierda a derecha cuando el papel se pone del lado de arriba.

Para ser capaces de leer y escribir Braille, los niños, niñas, jóvenes y ahora nosotros los educadores  hasta aquí necesitamos aprender no sólo cada letra del alfabeto Braille. Además, sólo se sabe si la han escrito correctamente cuando se voltea la página. El proceso completo representa un gran desafío para los niños pequeños que están aprendiendo a leer y escribir.

Otro reto para los aprendices surge de la fuerza que se necesita para marcar los puntos sobre el papel grueso o una hoja doblada usando el punzón.

Nos sentimos orgullosos de nuestra comunidad educativa  y de nuestros estudiantes, es que se le dedica este espacio a personas que son ejemplo de vida, seres  que sin saberlo hacen mucho con muy poco, y que sin lugar a dudas nos motivan a luchar y salir adelante sin importar la adversidad.

También te puede interesar

ORIENTACIONES PEDAGÓGICAS PARA

LA ATENCIÓN A ESTUDIANTES CON DISCAPACIDAD

Acerca del Autor

Ricardo Steffens

Profesor de Lenguaje e Idiomas de la I.E.F.A. Administrador de iefangel.org. Coordina Medios Escolares. Coordinador de Calidad de la IEFA. Le interesan procesos investigativos e información en la actividad Lectoescritural como proceso, además del uso de las TICs.

2 Comentarios

  • Muy impotante presentat los registros del sistema pero es bueno explicar que los signos son de un modo para escribir y contrario para leer yo estoy teniendo la experiencia de aprender aqui solo dan cursillos rapidos de 3 mañanas para aprender y me esta costando trabajo yo tengo visionmuy baja.estare pendiente de mas información.

  • Interesante el sistema braille para niños ciegos incluidos ya que de esta manera se puede acceder a comunicarse con otras personas y a plicarlo para conocer las diferentes areas en donde se encuentra asistiendo y asi poder desarrollar un programa academico

Dejar un comentario