El tradicional vuelo de cometas Federiquiano

Nuevamente insistimos en que la concepción Federiquiana en torno a las  actividades  escolares, extra escolares  o cualquier tipo de celebraciones es que deben ser aprovechadas como oportunidades pedagógicas y formativas, cuya intención sea la de ofrecer un ambiente diferente de expresión de la comunidad educativa, se experimente la alegría, el sentirse libre y se consoliden aspiraciones y deseos comunes.

El pasado martes 30 de agosto, el departamento de Educación Física y sus profes: Oscar, Fernando y Víctor, organizaron y estimularon la conservación del tradicional vuelo de cometas en una jornada agradable y llamativa y que contó con el apoyo de todos los docentes de la institución. Desde nuestra perspectiva como maestros y luego de una evaluación exhaustiva por parte de los padres y estudiantes, podemos decir que vale la pena enfrentarse a estos retos desde lo pedagógico, por lo que es necesario que como comunidad educativa nos permitan  hacer de la Federico un espacio donde se quiera estar y aprender.

Consideramos  que es necesario salir del aula y posibilitarles a los estudiantes su proceso de adquisición de conceptos, desarrollos de pensamientos y competencias en diversos espacios, convencidos de que es posible encontrar formas distintas de enseñar, de que la escuela es cualquier escenario donde ocurra transposición didáctica en los niños y  jóvenes, y no sólo el espacio reducido a las cuatro paredes, un tablero y cuarenta sillas que generalmente tiene el salón de clases.

Origen de las cometas.

Miles de años después de que hubiesen aparecido volando por los cielos, aún no se ha podido establecer cuál fue el lugar de nacimiento de estos espectaculares pájaros de papel. Hay leyendas que mencionan que fue en China donde se emprendió vuelo con esta armadura de papel, pero hay quienes refutan esta teoría y afirman que este evento ocurrió primero en Japón o en otros países orientales como Corea.

Lo que sí está claro, es que volar cometas ha sido a lo largo de la historia un ejercicio de meditación para el pueblo chino. Y que además de estos usos lúdicos o religiosos, las cometas han sido utilizadas como herramienta para las actividades cotidianas.

Un ejemplo de esto es el papel importante que tuvieron en el desarrollo de la pesca en la Polinesia.  ¿Pescar con una cometa? ¿Cómo así?  Quienes habitaron esos territorios hace miles de años, ataban un anzuelo con un cebo a una cometa que después se soltaba desde una barca teniendo cuidado de situar el artefacto a suficiente distancia de la sombra que proyectaba el bote, para engañar a los peces. Este sistema se utiliza, hoy día, en las costas colombianas.

Y como si fuera poco, los chinos también encontraron aplicaciones militares a este objeto. Estas iban desde hacer señales en el campo de batalla, hasta medir la distancia a un campamento sitiado e, incluso, en algunas crónicas del pueblo chino se menciona que hubo hombres que volaron en estos objetos sobre ciudades sitiadas.

Otras investigaciones han ido más allá. Estas, además de preocuparse por el origen de las cometas se han preguntado cómo fue todo el proceso de transmisión de esta tradición. Según estas teorías dicen que fue el gran explorador, Marco Polo, quien introdujo la cometa a Europa hace siglos.

Las discusiones aún continúan. No está claro ni quién ni en dónde se creó el primero de estos objetos voladores. Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que desde hace aproximadamente 3 mil años estos papagayos de papel de colores están adornando los cielos del mundo.

El criterio didáctico.

A lo largo del siglo XVIII,  la  cometa sufre una transformación en su  representación. Empieza a aparecer en distintos tratados de física o filosofía natural y  matemáticas, con un fin claramente didáctico, como por ejemplo, explicar la resistencia  de los fluidos, el equilibrio de las fuerzas mecánicas que aparecen en este objeto volador  o su uso como instrumento de estudio de la electricidad atmosférica, los experimentos  de Benjamín Franklin son de sobra conocidos. La cometa sufre esta transformación no  solo como instrumento didáctico en la  enseñanza de las ciencias, sino como un  instrumento científico en los siglos siguientes, alcanzando durante un corto periodo de  tiempo un importante papel en algunas ramas del conocimiento, como la meteorología y  la tecnología militar.

El papel de la cometa como instrumento  didáctico ha perdurado hasta nuestros días,  destacando que no solo puede ser empleado en el estudio de las ciencias experimentales,  sino que posee un abanico amplio como “objeto guía” en el desarrollo de una gran  variedad de asignaturas.

La  comunidad educativa debe conocer que la  cometa en las aulas en los distintos niveles de enseñanza es un objeto lleno de  posibilidades, que no se debe circunscribir a las áreas de artística, Edufísica o tecnología.

En la imagen  se muestran las distintas posibilidades de la cometa como instrumento  didáctico dentro del currículo de cualquiera de las etapas formativas. Hay que destacar  la importancia de introducir la cometa como una unidad didáctica multidisciplinar,  considero una interesante experiencia que los alumnos durante una semana vayan  conociendo la historia, la lengua, la geografía, las distintas culturas, las ciencias, etc.  Paralelamente a lo que ha representado y representa la cometa en todas estas disciplinas.

Esto unido a la realización de un taller de construcción de cometas de distintas clases y  tamaños, mostrándola como una máquina voladora, con una gran variedad de formas,  algunas de ellas muy alejadas del concepto tradicional.

 Nuestras recomendaciones:

Cuidado con…

• Nunca vueles una cometa cerca de postes y líneas de electricidad.

• No uses materiales o cordones de metal en la cometa; podrían atraer la electricidad.

• Usa hilo de pescar o pita para volar la cometa.

• No uses la cometa en la lluvia, ya que el cordón mojado puede atraer la electricidad.

• En el caso de que la cometa se quede atrapada en un árbol o poste, no intentes atraparla.

• Vuela la cometa en lugares donde no haya personas. Una caída descontrolada de la cometa podría causar molestias a otras personas.

• No vueles la cometa cerca de carreteras. Puede distraer la atención de los conductores.

 

Un sencillo taller para la confección y el vuelo de las cometas para nuestros estudiantes.

La diversidad de modelos es tan grande como el empleo de materiales, colores, tamaños y nombres sean de imaginación del que lo fabrica. Esta, que puede ser una opción recreativa, queda en manos de los niños y de la familia en general de las diferentes comunidades para un empleo sano y de disfrute de su tiempo libre.

Para la confección de los cometas se deben de tener en cuenta los siguientes pasos en el orden que se presenta a continuación:

1. Seleccionar el modelo de la cometa.

2. Elaborar los materiales.

3. Hacer corresponder de acuerdo al modelo seleccionado, los materiales a utilizar.

4. Comenzar el trazado o confección de la estructura del cometa.

5. Comenzar el trazado o confección de la vela del cometa.

6. Pegar la vela a la estructura del cometa.

7. Colocar los hilos que sostienen el cometa.

Durante la ejecución de estos pasos en la confección del cometa se deben respetar las medidas de los planes establecidos. En caso de aplicar variantes se deben respetar las proporciones matemáticas en su terminación, ser cuidadosos en la selección de la cometa y los materiales con que puedas contar. Tener presente siempre el principio de: No comenzar a confeccionar un cometa hasta que no tenga todos los materiales necesarios.

Para la confección de los cometas son necesarios materiales como:

Pino

Cedro

Güin

Caña brava

Vareta de coco

Bambú

Fibra de carbón

Fibra de vidrio

Asimismo, los materiales más utilizados para la confección del velamen son:

Papel

Nylon según textura y color

Tela fina de Nylon

Tivek

Para la fijación del velamen pueden ser empleados:

Nudos con hilo

Goma de pegar con sus variantes

Cinta adhesiva

Cocido costuras con hilos

Con cintas elásticas

Herramientas utilizadas para la elaboración de los cometas

Planos

Herramienta de corte: serrucho, cuchillas, sierra circular, segueta

Lienza o cinta métrica

Tijeras o cuchillas

Lápices, bolígrafos

Cartabón, semicírculo, regla, compás

Cartulina

Mesa de trabajo o superficie plana que permita trazar sin dificultades en el trazo .Esta actividad de trabajo es la más importante, pues permite finalmente, elaborar con exactitud la estructura del cometa.

Después de confeccionado el cometa se debe buscar un lugar de vuelo. Este no debe tener árboles en los alrededores, ya que facilitaría que se enredara en ellos, además de quitarle el aire en la zona baja. Esta zona de vuelo tampoco debe de estar cerca de los aeropuertos, ya que esto puede producir accidentes de incalculables consecuencias; no se deben volar cometas cerca del tendido eléctrico, ni en lugares donde existan vías férreas ni carreteras. En el ámbito comunitario los cometas no deben volarse en las azoteas de las residencias.

Entonces, ¿cuáles son los lugares ideales para volar un cometa? Los lugares que pueden ser seleccionados con este fin son: playas, terrenos amplios y despejados, es muy recomendable utilizar no más de 100 metros de hilo para controlar y permitir que los demás cometeros puedan ver y disfrutar de este espectáculo.

Fuentes:

1 Comentario

Click aquí para enviar un comentario

  • felicitaciones por la actividad desarrollada. el articulo logra reunir conceptos interesantes a tener en cuenta acerca de la integracion de los saberes en torno a una misma actividad.