Blog Desde las areas Estudiantes. Federiquianas

Una maestra con sentido.

Publicado por Ricardo Steffens

Hemos sostenido que en el contexto de la Federico se suceden experiencias verdaderamente interesantes que validan el desarrollo del proceso pedagógico-académico con sentido. La profesora Viviana Ramírez tiene la dicha de irradiar su dulzura en los niños y niñas de primer grado de Básica primaria, dicha que también experimentan nuestros niños y niñas.

En la actualidad, muchos son los niños y niñas que tienen vulnerado el pleno ejercicio del derecho a una educación de calidad. Entre las razones no podemos dejar de destacar, como un fuerte condicionante, al fracaso escolar en los primeros grados. Estas primeras experiencias negativas suelen condenar a la infancia a una situación en la que el acceso a otros derechos y por ende, a mejores oportunidades de desarrollo personal y social, se vuelve problemático. El fracaso perjudica la consolidación de la autoestima y reduce la confianza en su capacidad para enfrentar situaciones desafiantes. Desafío que pareciera ser el estimulo permanente de nuestra querida compañera Viviana para extender el placer de los niños de educarse con sentido y consolidarse desde la I.E.F.A. como ciudadanos capaces de transformar su propia realidad.

Nos expresa, nos dice Vivi

¿Cómo no maravillarme ante ese mundo que son los niños y niñas? Cada día al llegar a mi trabajo entro en un tipo de adormecimiento, ese salón ,esa institución tiene una especie de magia para mí, y todavía siento alegría en el corazón y sueño con una escuela donde se pueda soñar con la libertad y con la alegría, sueño que podemos volar con la imaginación, que somos pájaros libres y que se puede aprender, que se puede ser mejores y el salón de clase se convierte en el universo, lo mejor es que ellos me entienden y cierran los ojos, sueñan y son libres y lo demuestran con una leve sonrisa… ¿o será que soy yo la que los entiende por mi experiencia y mis años?…no lo sé.

Siento que estamos construyendo amor, libertad, solidaridad y que estamos tratando de salvar el corazón, que el medio es el aprendizaje y que este a su vez es una  gran fiesta.

En medio de esa magia, se me olvida  ese mundo lleno de conflictos sociales, no hay tristezas, no hay horror, no existe la pobreza, la riqueza, simplemente existen esas personitas  muy pequeñas de cuerpo, pero enormes en sus sueños, gigantes en sus emociones, en su querer, para ellos es fácil, demostrar  sentimientos  emociones, brindar sonrisas sinceras claras, esos ojos que regalan miradas llenas de amor, admiración, ¿cómo no agradecer a ese ser superior por dejarme en este plano? Y… ahora estoy entendiendo el por qué, después de tres cirugías de corazón y otras dos no tan riesgosas estoy aquí…necesito aprender de los niños y las niñas.. lo que es vivir…mejor volver a vivir!

No hay dinero, ni joyas, cosas que se pueda comparar con lo que es estar en este grupo de primero, todos esos ángeles creen que yo soy la que enseño y yo estoy convencida que los maestros son ellos.

Cada día sucede algo maravilloso en el salón, el rector entra a saludar y ellos responden con una gran sonrisa que a veces se convierte en carcajadas, y Julio Cesar el rector dice que bien están cumpliendo con la tarea asignada, siempre hay que brindar una sonrisa a las personas a la vida, y  aquí se  cumple lo que dice la canción… ‘’CON UNA SONRISA PUEDO COMPRAR TODAS ESAS COSAS QUE NO SE VENDEN. ’’

Viviana Ramírez: Docente de 1er. grado de Básica Primaria

Acerca del Autor

Ricardo Steffens

Profesor de Lenguaje e Idiomas de la I.E.F.A. Administrador de iefangel.org. Coordina Medios Escolares. Coordinador de Calidad de la IEFA. Le interesan procesos investigativos e información en la actividad Lectoescritural como proceso, además del uso de las TICs.

3 Comentarios

    • Mil gracias Gloria Alejandra,ese es mi compromiso con Dios y con la vida. He tenido que vivir muchas situaciones dificiles y son ellos y ellas los que me han enseñado lo simple que es vivir.

  • Profe Viviana que rico que sienta que todos esos niños y niñas son nuestros maestros, cada día aprendemos grandes cosas de ellos. Que Dios nos siga bendiciendo en nuestra labor.

Dejar un comentario