Blog Desde las areas Pedagógicas

Las Ciencias Sociales nos acerca a varios mundos.

Transverse_Mercator_meridian_stripes_20deg
Publicado por Ricardo Steffens

Área: Ciencias Sociales. Docentes: Inés julia posada – Rodolfo Arango

Desde nuestra perspectiva, la escuela es un mundo, particular, específico, cotidiano que se caracteriza por el encuentro de distintas generaciones alrededor de una tarea prioritaria: aprender. La escuela es un mundo que plantea  a los estudiantes y maestros una pausa, un espacio protegido en un tiempo determinado para precisamente emprender  la tarea de comprender el mundo en el que vivimos, del que somos parte, en el que nos movemos, nos vinculamos,  estudiamos, amamos, trabajamos, participamos.

 En algunas ocasiones esta idea de mundo singular es cuestionado: entender algo como propio de lo escolar, puede  tener efecto peyorativo. Si el conocimiento se escolariza puede correr el riesgo de degradarse porque lo escolar, en  ocasiones, tergiversa, trastoca, banaliza las prácticas y los saberes tal como son; en cierto sentido, la escuela no es  siempre fiel a la realidad, ni al conocimiento, ni a las intenciones y voluntades puestas en ella. La escuela pareciera  pintar –a veces– una realidad lavada y desteñida. Mundos congelados, negativos incomprensibles o bien copias

Sin embargo, la escuela puede ser también la “ventana al mundo”, aquella que permite vivirlo en la reconstrucción  favorecida en sus aulas, en la intensidad del sentido posibilitado por los docentes, mundos que, sin dudas, se modifican al ingresar a la escuela aunque ello, en sí mismo, no suponga una traición. Quizás sea este el trabajo de la  escuela, “poder con los mundos”, hacerlos aprehensibles para sus alumnos, darles la oportunidad de acercarse a cada  uno de ellos. En suma, la existencia de lo escolar está estrechamente ligada a la tarea de producir un mundo que  permita que todos los otros mundos se hagan presentes. Mundos vitales, contradictorios, arduos o bien, amigables,  mágicos, de ensueño.

Todos los mundos en la escuela adquieren tono de proclama de justicia; todos los niños tienen derecho a aprender y  a conocer todos los saberes, a vivir todas las experiencias educativas, a transitar todas las situaciones que la escuela  pueda ponerle a disposición. En este sentido, el desafío de la I.E.F.A.es confiar en las capacidades de todos sus niños, niñas y jóvenes  para aprender, para ampliar los horizontes, para ensanchar las posibilidades.

No hay mundos vedados o que le “queden  grandes a los alumnos”, no hay mundos para unos y mundos para otros cuando de saber se trata; si ofrecemos a todos  los niños la oportunidad educativa de conocer la mayor cantidad de realidades, quizás colaboremos en que unos las  comprendan y se comprometan en modificarlas, y que otros aprendan que otros mundos son posibles y peleen por “su  lugar en el mundo”.

De allí que, en nuestro real entender, la enseñanza de las Ciencias Sociales nos acerca a varios mundos:

.

  • Al mundo del alumno, nuestra razón de ser maestros, para que se autoestime poniendo en práctica los valores Institucionales: Tolerancia, Amistad, Respeto, Responsabilidad y Honestidad, los cuales nos llevan a la carta magna para practicar el artículo 22 “La paz es un Derecho y un Deber de obligatorio cumplimiento”, así dejar el abuso y escalar para mejorar cada vez más en el perdón, tolerancia y diálogo con nuestros compañeros.
  • Al mundo de la ubicación en nuestro municipio, departamento, país y continente.
  • Al mundo de la prensa escuela donde el alumno engrandece su mente  para relacionar, comparar, sintetizar y dar su propia opinión.
  • Al mundo de la historia para ubicar al hombre desde sus orígenes y relacionarlo hoy en un mundo globalizado.
  • Al mundo de la sana convivencia y convivencia ciudadana. Respetando la autoridad paterna, institucional, municipal, eclesiástica y siempre amando a nuestros ancestros la razón de ser de nuestra existencia, regalo de Dios.
  • Al mundo de la cartografía para diferenciar claramente los hemisferios oriental y occidental  según la longitud, y los hemisferios norte y sur según la latitud, con la ubicación de los continentes y sus países.
  • Al mundo de la ecología ambiental y humana, las cuales van de la mano porque la Ecología Humana nos invita a vivir en armonía con todos, sin diferencias de raza, idioma, género, política, credo, opiniones, etc. Y la Ecología Ambiental invita a vivir en armonía con la naturaleza, a cuidar el medio ambiente, nuestro hogar, porque el otro medio ambiente eres tú.

 

Fuente:

Cuadernillo para jornadas institucionales Ciencias Sociales. Ministerio de Educación Republica Argentina.

_________________________________

 

LAS CIENCIAS SOCIALES

Siempre estará la pregunta por el sentido de lo que hacemos. En el caso de las Ciencias sociales surgen inquietudes de diversa índole. Pero lo que definitivamente podemos asumir, es que las Ciencias sociales son un acercamiento de los sujetos a la humanidad en general desde múltiples puntos de vista: Desde la consideración de los espacios que habitamos y su interacción con ellos, desde la consideración de las acciones y cambios que han presentado las sociedades en el transcurso de los años (Tiempo-Historia), incluso desde la consideración de los fenómenos que constituyen el pensamiento de cada uno de los hombres y mujeres tanto de forma individual como colectivamente, entre otros.

 Desde el punto de vista biológico las cualidades de la especie humana son admirables. Su capacidad de pensamiento o racionalidad y las otras características que lo complementan,  el ser una especie bípeda (que se desplaza en dos extremidades (pies), el disponer de las extremidades superiores (manos-brazos) para realizar a diferencia de otras especies, infinidad de acciones. Estas características han generado en el transcurso de tiempo que han estado los hombres y mujeres en éste planeta,  infinitud de vivencias. Las Ciencias Sociales, asumidas hacia un sentido de humanidad han permitido el observar las  vivencias humanas, como cuando nos miramos a un espejo y constatamos la realidad que necesariamente nos confronta.  Hay realidades que son ineludibles y otras que pasamos por alto, pero que son necesarias, como las relaciones: Individuos-pensamiento –conocimiento-comunicación-vida. ¿Qué es lo que realmente queremos ser?, ¿Se podrá resolver ésta inquietud por medio del capricho o el individualismo? .

Aquí es cuando podemos aprehendernos o “sujetarnos” de las Ciencias Sociales. Simplemente mirar por esa óptica o lente y ver que la vida de los seres humanos posee un horizonte amplio de posibilidades y de vivencias, logros, carencias transformaciones, problemas, expectativas. Así podremos “enriquecer” ese “pequeño mundo” en el que a veces nos limitamos: mi casa, mi barrio, mi familia, mis amigos, mi pequeña ciudad. 

Rodolfo Arango

 

Acerca del Autor

Ricardo Steffens

Profesor de Lenguaje e Idiomas de la I.E.F.A. Administrador de iefangel.org. Coordina Medios Escolares. Coordinador de Calidad de la IEFA. Le interesan procesos investigativos e información en la actividad Lectoescritural como proceso, además del uso de las TICs.

Dejar un comentario