Filosofía, ¿para qué?

Área de filosofía. Docente: Gloria González

Parece que ahora se quiere marginar la filosofía del plan de estudios escolar. Aparentemente, en una sociedad donde prima lo práctico, lo que produce resultados cuantificables de inmediato, esto de la filosofía y, por extensión, de las humanidades o las letras, es algo que no sirve absolutamente para nada. Pero creo que estamos ante un grave error, porque nos estamos perdiendo parte importante en la construcción de la persona. En este mundo donde sólo lo científico es sagrado, las humanidades y las letras están en crisis: pero, saber, por ejemplo, historia, nos sirve para entender muchas veces el presente o para comprobar que el hombre es ese animal que cae dos y cien veces en la misma piedra (¡cuántos errores del presente podrían evitarse si aprendiéramos de lo ocurrido ayer!); saber lengua es importante porque, incluso la mejor teoría científica o el acontecimiento más banal, necesitan ser bien expresados, o nadie nos entenderá. El lenguaje es vehículo de comunicación por el que se expresa la intimidad, el pensamiento… Hay que aprender a cuidarlo, hay que aprender a expresarse.

Saber literatura o arte o música también resulta interesante, porque el hombre no es sólo alguien hecho para obtener resultados, sino preparado para el bien y la belleza: en ese sentido, conocer que existe tal o cual pieza artística, tal o cual autor destacado, puede aportarnos, siquiera potencialmente, un placer sublime, una ocasión para deleites profundos. Sabemos, además, por sentido común, que la persona no es sólo un ser (alguien con derechos, y por eso hablamos de derechos humanos), sino también un deber ser (alguien con deberes, pues vive con otros, a los que debe respetar. Como decíamos antes, está hecha para el bien): de ahí que, desde esa perspectiva, no resulte despreciable el contenido de valores que nos pueden aportar asignaturas como la ética o, incluso, la misma asignatura de religión, que nos habla de compromiso con el otro.

 Y la filosofía, que por definición, por etimología y por esencia, se describe a sí misma como amor a la sabiduría, tiene el objetivo fundamental de enseñarnos a pensar, a discurrir con la cabeza, a formar criterio, a tener espíritu crítico y, por lo tanto, a tener personalidad, a saber discutir con argumentos. Forma mucho a la persona. La filosofía es la disciplina que nos ayuda a buscar la verdad con el único concurso de la razón natural. Porque la mayoría de las grandes cuestiones (por no decir todas) que preocupan siempre a la humanidad han sido pensadas y abordadas ya por los filósofos: cada uno ha dado su respuesta, ha sido rebatido, matizado, defendido o ampliado por otro, y conocer todo esto nos ayuda enormemente a amueblar nuestra propia cabeza, a formar nuestras propias ideas y actitudes con lo mejor de los argumentos de unos y de otros. Prácticamente todas las ideas de uno y otro signo que encontramos hoy en la calle, más escépticas, optimistas, etc., han sido dichas y discutidas también años atrás (o siglos atrás) por los filósofos, de modo que conocerlas todas nos aporta una poderosa arma para la dialéctica, esto es, para saber discutir con precisión e, incluso, para superarlas con nuestro propio pensamiento. De manera que si usted desea ser un buen retórico o un buen dialéctico, a lo mejor tiene que empezar por ser un poco filósofo, por conocer bien la filosofía.

 Saber de filosofía, además, puede ayudar también a tener una peculiar “filosofía” (o sabiduría) de la vida, porque nos ha cautivado el modo de enfocarla que tenía con su pensamiento de fondo tal o cual autor. “Se toma las cosas con filosofía”, solemos decir, pero es que resulta verdadero que la filosofía aporta un anclaje ideológico serio que nos puede dar resortes fuertes para vivir. La filosofía nos da sabiduría y, por ello, puede aportar calma. No digamos nada para el que es creyente cristiano, pues la filosofía es como las cuatro patas en las que se apoya la mesa de la teología: proporciona un soporte racional serio para la fe, aunque ésta no pueda circunscribirse del todo a la razón, ya que va más allá. Si fe y razón se complementan, filosofía y teología también.

Se echa en falta hoy en día personas con personalidad, con criterio propio, con espíritu crítico, que no se dejen influir fácilmente por las opiniones del ambiente, por la moda o los lobbys del momento, que no sean veletas. Nos faltan personas admirables, no maleables, que actúen por convicciones serias, profundas, y no por el viento que sopla en cada instante. A esto ayuda la filosofía. Nos hacen falta, en suma, filósofos, sabios y poetas que nos lideren en la búsqueda de la verdad, del bien, de la belleza, conceptos que parecen estar en crisis dentro de nuestro mundo. De hecho, alguien ha comentado que nunca como hoy se percibe la conciencia del fin de una época, pues nadie cree en nada, no hay cosas fijas, todo vale y da igual, todo es relativo, hay un profundo escepticismo con una cierta tristeza de fondo que hace que los tiempos actuales sean débiles y vulnerables. Hemos pasado, dicen, de la llamada modernidad(con su optimismo basado en la fe ciega en el progreso de la ciencia, la nueva religión del momento) a la llamada post-modernidad, que tiene un enorme pesimismo de fondo, porque se piensa que no hay verdades absolutas: ni siquiera la ciencia ha colmado todas las expectativas que muchos habían puesto en ella, pues bien saben los científicos que cada respuesta conlleva otras preguntas que hay que resolver, por lo que la ciencia no puede agotar toda la verdad. Por eso, necesitamos volver de nuevo a las raíces, a la verdadera filosofía, a la verdadera sabiduría, que nos aporte resortes realistas, serios, fuertes, fundados en la persona; que forje nuestro criterio, nuestros valores, nuestra personalidad e, incluso, diría, nuestro optimismo. Por lo tanto, ¿filosofía para qué? Filosofía para ser persona, filosofía para vivir. No la dejemos de lado.

Tomado de Miguel Ángel Irigaray Soto

periodista.

 NUESTROS ESTUDIANTES  REFLEXIONAN Y ESCRIBEN.

La filosofía a lo largo de la historia ha perdido  valor en la sociedad, tal vez sea por los pocos pensadores y críticos que somos, o por el afán del progreso, por el facilismo en que estamos sumergidos  o quizás  porque ya no se tiene razón para filosofar, pero considero que esto no es así, ya que igual que en la antigüedad como actualmente,  la filosofía cumple un papel importante  para la vida, para la cotidianidad, debido a que,  saber filosofar es saber interpretar, es ver la vida con sabiduría, filosofar es entonces  saber pensar, conocerse así  mismo y poder actuar frente a   los demás.

          Jesner  Marín Londoño

¿POR QUÉ LA FILOSOFIA SE HA IDO PERDIENDO?

Lo que pasa es que la modernidad ha influenciado mucho en el hombre, ya que todas la nuevas tecnologías, han hecho todo más fácil, como  ya no hay que pensar tanto para hacer una tarea, como ya todo lo encontramos hecho o nos lo hacen, y por otro lado la moda, el consumo, el vicio, la violencia, la pobreza mental  y tantos males que están fundados en el pensamiento del hombre, ha dejado de lado la reflexión, ya no nos asombramos ni nos sorprendemos por nada por eso es que el filosofar se ha ido perdiendo, desconociendo  que  la base de todas las materias  está en la reflexión filosófica.

          Santiago Correa Álvarez

La filosofía nos muestra varios caminos  que los seres humanos podemos adquirir, como lo es pensar para poder comprender de donde provienen las cosas. La Filosofía, nos hace razonables  para entender lo que pasa a nuestro alrededor.    Entiendo que filosofar consiste en argumentar con lógica y coherencia lo que decimos y pensamos, nos ayuda a ser mejores personas y saber interpretar cada cosa o movimiento que pasa en nuestro entorno. Para comprender la filosofía  no requerimos conocer muchas teorías y autores, si no asumir con sabiduría todo nuestro existir; desarrollando  habilidades del pensamiento,  aplicando nuestros  conocimientos, siendo amigos del saber, del entendimiento, la lógica, la coherencia, la argumentación e interpretación.

           Catherine Holguín Bedoya

El mundo necesita de personas  sabias y que se interesen  en la filosofía, las personas estamos perdiendo el interés por el conocimiento, el asombro y la incertidumbre. La filosofía es necesaria para preguntarnos  por el mundo en que vivimos y tener una visión de más sentido  sobre el mismo, por eso es que se necesitan de personas que cuestionen los conocimientos, que los reflexionen críticamente, que  los  argumenten y que tomen posición sobre los mismos.

           Raúl Esteban Gómez

La filosofía  es una reflexión que expresa  la articulación  del conocimiento con nuestra vida, nos da la posibilidad interactuar con el conocimiento que se ha dado a través de la historia, nos posibilita reflexionar nuestra existencia y  nuestro ser. Esta ciencia nace en Grecia  gracias a  sabios que no se conformaron con las explicaciones que tenían del mundo y de la vida y hoy en el mundo actual es muy necesario que las  personas reflexionemos más nuestra forma de actuar, de pensar y actual de manera más coherente con la existencia.

Sebastian Vásquez Pérez

En la vida hay muchos momentos tantos buenos como malos y algunas veces nos detenemos a pensar o reflexionar por lo sucedido… hoy en  día no se razona, actuamos sin pensar,  ya casi porque no se actúa como un buen ser humano lo debe hacer; es urgente pues que antes de hablar o hacer algo pensarlo dos o tres veces más para no ocasionar problemas o hacer sentir mal a alguien. Para todo se necesita la filosofía en especial para ser una persona de bien, de valores, con principios y valores que enriquezcan la sociedad, lástima que cada día más reina la maldad.

María Alejandra Salas Ortiz

Reflexionar es muy importante porque si no sabemos reflexionar  nadie podrá entender. La  filosofía es sabiduría por excelencia que nos hace conocer y buscar la verdad o al menos ideas más claras sobre lo que hacemos y sentimos para hacer todo el bien que sea posible. La filosofía nos hace  sensibles e interesados por saber más del origen y el porqué de cada cosa hasta llegar al fin de lo que realmente necesitas saber;  es decir no nos deja conformarnos con lo que ya se ha dicho y nos impulsa a vivir la vida con más claridad

                                                                                                                                      Katherine  Gallón Estrada.

Estoy de acuerdo con el autor  y tiene razón en lo que dijo sobre que si nos fijábamos en lo que ha sucedido en el pasado podríamos tener un poco mas de cultura y así no estaríamos sufriendo todas esas cosas que están pasando. Hoy hacen falta personas con más  personalidad, que piense por sí misma, que sea crítica, que no se dejen influir fácilmente por los demás y más aún cuando nos hacen daño. La filosofía debe estar en todo momento del ser humano

Jordan Andrey Agudelo Lujan.

Como lo dice la palabra filosofía “amor a la sabiduría” se refiere a que hoy en día se necesita que los jóvenes tengamos más conciencia sobre la vida o sea que profundicemos mas nuestros pensamientos frente y a todo lo que la  sociedad nos ofrece. La juventud es una linda etapa de nuestra vida en donde nuestros sueños metas y expectativas deben ser nuestra razón para luchar y tenemos que tener a una idea de cómo empezar este duro camino, para esto necesitamos pensar filosóficamente, no se trata de saber mucho de fórmulas, teorías, números; esto es muy importante pero lo más necesario  es lograr un mayor conocimiento de las cosas que se suceden en nuestra vida, saber para que vivimos y cómo lo hacemos. Estamos en una sociedad en donde no estamos tomando  conciencia  de lo bueno y lo malo y por eso nuestro mundo  país está como esta, en una gran crisis.

     Juan Manuel Montoya.

Preguntar es el primer camino para conocer;  la filosofía, es la  ciencia de las preguntas y de los por qué;  la filosofía es la ciencia que nos permite  aplicar los conocimientos de cada uno, donde uno se hace preguntas alusivas a  todo lo que nos rodea. La filosofía es como una rama donde cada hoja que sale, es una pregunta del por qué de  las cosas se hacen o se crean. También podemos decir que la filosofía es como el arte de pensar de decirnos o preguntarnos el porqué de las cosas.

     Santiago Hernández Gil.

La Filosofía es muy necesaria en nuestra vida, nos ayudan a progresar en  y a seguir adelante con nuestras metas o sueños  y de cómo tenemos que actuar  para construir  una vida digna. la filosofía nos sirve de muchas maneras  nos hace reflexionar y  sentir de que la vida es una sola y hay que cuidarla como si fuera un tesoro muy pero muy valioso para uno mismo; eso sí la vida se vuelve valiosa cuando cada uno hace lo que debe hacer de manera responsable, aplicando sus buenos principios y valores humanos

           Juan David Colorado V.

 

2 Comentarios

Click aquí para enviar un comentario

  • Pensar, hablar, actuar, desaprender, aprender,,,,ser uno mismo, el fomento de nuestros valores, transmitir la verdad con nuestro ejemplo…Todo ello lo aprendemos con la filosofía de la escuela, la que nos hace seres pensantes y críticos…
    Admirable los aportes de los estudiantes…

  • La filosofía es muy importante para todos nosotros, ella nos permite dar respuesta a los principales interrogantes de la vida; sin la filosofía, como podríamos plantearnos un proyecto de vida?? cual seria el sentido de nuestra vida??; como lo dije al principio: dar respuesta a nuestros principales interrogantes, por medio de ciencia y religión.

    Por eso la filosofía es tan importante, a mi me ha sido de gran utilidad para desarrollar mi propio proyecto de vida, y como diría mucha gente: “eso es pa’ envolatar gente”; yo no lo veo de esa manera, es de gran utilidad.

    Me sorprende el pensamiento de estos estudiantes, así se debe de manejar la filosofía; Felicitaciones Filósofos Federiquianos.