Plan Nacional De Lectura Y Escritura.

Para recordar el compromiso de las comunidades educativas en el desarrollo de estas dos actividades cognitivas, esenciales para el proceso educativo en su conjunto.

De acuerdo con los resultados censales de las pruebas SABER (2009), el 18% de estudiantes de quinto grado y el 15% de noveno se ubican en un nivel de desempeño insuficiente en lenguaje. Sólo el 11% de estudiantes de grado quinto y el 5% de noveno se encuentran en un nivel de desempeño avanzado.

Según la última encuesta de consumo cultural del DANE, aplicada en 2008, sólo el 57% de niños entre 5 y 11 años leyó voluntariamente libros que no son textos escolares, y el 43% no lo hizo, especialmente por falta de interés. De igual manera, los resultados del Estudio PISA (2009), realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico OCDE, cuyo énfasis fue la lectura, indican que el 47% de los estudiantes colombianos de 15 años se encuentra por debajo del nivel mínimo aceptable, según los estándares de PISA.

Está comprobado que un buen nivel de lectura es la base no sólo para que los estudiantes logren mejores aprendizajes en áreas como matemáticas y ciencias, sino también para desarrollar un pensamiento crítico y autónomo. Alcanzar un buen nivel de lectura y escritura contribuye a que el estudiante permanezca y concluya sus estudios y facilita su participación activa en la vida social, cultural y laboral.

La UNESCO, por su parte, al abordar la problemática mundial de la lectura, ha señalado que “Los libros y el acto de leer constituyen los pilares de la educación y la difusión del conocimiento, la democratización de la cultura y la superación individual y colectiva de los seres humanos.” En esta perspectiva, señala la UNESCO: “los libros y la lectura son y seguirán siendo, con fundamentada razón, instrumentos indispensables para conservar y transmitir el tesoro cultural de la humanidad, pues al contribuir de tantas maneras al desarrollo, se convierten en agentes activos del progreso. En esta visión, la UNESCO reconoce que saber leer y escribir constituye una capacidad necesaria en sí misma, y es la base de otras aptitudes vitales…”

Por esta razón, es preciso adelantar acciones desde la escuela que favorezcan el desarrollo de las competencias comunicativas, y lo hagan teniendo en cuenta el desempeño del ser humano como ciudadano capaz de asumir una posición legítima frente a las diversas situaciones sociales, políticas, culturales y económicas de su contexto.

Hacia ello se orienta el Plan Nacional de Lectura y Escritura en Educación Prescolar, Básica y Media. A través de él se mejorará el comportamiento lector, la comprensión lectora y la producción textual y se recuperará la escuela como espacio fundamental para la formación de las nuevas generaciones de lectores y escritores.

El Plan incluirá estrategias de formación de docentes y directivos docentes para mejorar sus prácticas, así como para promover el gusto por la lectura y la escritura en distintos espacios y tiempos, propiciando la participación de docentes de todas las áreas (no sólo de lengua castellana), desde transición hasta grado 11 y de quienes tengan a cargo los niños en educación inicial y con necesidades educativas especiales.

Se brindarán orientaciones para que la escuela desarrolle estrategias para la participación de la familia en el proceso de formación de lectores y escritores, el cual también vinculará a otros integrantes del núcleo familiar no escolarizado, tales como hermanos menores de seis años.

Asimismo, el Plan promoverá el acceso a los libros y demás materiales de lectura y escritura, y procurará que los materiales circulen dentro y fuera de ella, que los educadores los usen en sus prácticas de aula y estén al alcance de los niños, jóvenes y, en general, de toda la comunidad educativa.

Las metas del Plan se alcanzarán en un esfuerzo conjunto del Ministerio de Educación Nacional, el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Tecnologías de la Información y la Comunicación, con el liderazgo de las secretarías de educación y el apoyo de entidades públicas, privadas, solidarias y la sociedad civil, tanto del nivel nacional, como territorial e institucional que de una u otra manera se vinculen activamente al mismo.

_______________________________________________________________________________________________________

Fuente principal:

M.E.N. PLAN SECTORIAL 2010-2014 Documento Nº 9