Blog Federiquianas

Olimpismo maduro del Secretario de Educación del Departamento de Antioquia.

inauguracion_colegio_marinilla1
Publicado por Ricardo Steffens

Mientras persista el actual  Modelo de desarrollo en este país, y sobre todo el liderazgo equivocado  e ineficaz de funcionarios transitorio-caprichosos en el poder, interesados en defender sus propios intereses y explotar a sus propios coterráneos, no habrá posibilidades de transformar el sistema educativo colombiano.

No es muy diferente la generalización de un problema, que ubica a la educación en Antioquia y el resto de nuestra nación, en una situación grave y de enorme responsabilidad del estado ante la hecatombe.  Algunos expertos, politiqueros, funcionarios de los gobiernos de turno, académicos, sindicatos de maestros, padres de familia, en fin la sociedad en general, se pronuncian y coinciden en afirmar que quienes detentan el poder no les interesa proponer políticas concretas e innovadoras para  el desarrollo de una educación de calidad para las nuevas generaciones de Colombianos; pareciera que estuviéramos anestesiados e impedidos para producir verdaderas transformaciones, todos y todas, por temor e incapacidad y otras variadas razones no hemos podido ofrecer reales, concretas  y pertinentes soluciones; antes, se contribuye al caos, jugando ping-pong cuando se trata de asumir esas responsabilidades.

Ante esta perspectiva, nuestros hijos e hijas en edad escolar sufren el atropello del estado y la negligencia de los líderes locales para ofrecer condiciones mínimas hacia la estabilidad del proceso educativo Antioqueño. El desarrollo del proceso educativo con calidad no puede ser pensado desde la práctica folclórica de concursos y programas de actividades como las llamadas Olimpiadas Del Conocimiento y otras de menor e irrelevante importancia, y lo que es peor, sembrando en el imaginario de los antioqueños el falso ideal de  Antioquia la más Educada.

La calidad del desarrollo de los P.E.D., P.E.M. y los P.E.I. en las Instituciones educativas, depende en gran medida de la competencia, dedicación y estilo de liderazgo de las autoridades educativas y de los directivos de nuestras instituciones. Hoy Antioquia se debate en un Dilema ante la nefasta administración de la Educación en el departamento en cabeza del señor Gobernador y el actual Secretario de Educación, este último, carente de sensatez y seriedad en su rol de mandatario, demostrado en el papelón que hizo en la rendición de cuentas ante la Asamblea departamental.

No es apresurado y menos irrespetuoso asegurar que al señor Gil, Secretario de educación, no se le percibe una visión clara de lo que puede ser la educación y su liderazgo en un importantísimo ente territorial como lo es Antioquia, no ha sido capaz de transmitir esa visión y animar a otros para conseguirla; tiene elevadas expectativas por los docentes para perseguirlos y asumir un revanchismo injustificado y de poca preocupación por los alumnos y no se implica en los procesos administrativos educativos como le corresponde. Un honesto y legal Secretario de Educación ayuda al magisterio a solucionar problemas sobre los procesos formativo y docente educativo que es lo esencial y sustancial en la gestión educativa.

El liderazgo educativo, en el sector oficial, como factor de eficacia  y de calidad debe estar configurado, principalmente, para atender y favorecer las minorías étnicas y culturales, grupos marginados social y económicamente, garantizar que la mayoría de colombianos en edad escolar , en estas condiciones, sean formados con calidad para garantizar, también, el desarrollo y progreso de nuestro país, sin limitaciones, hacer del proceso educativo un verdadero espacio incluyente para todos y todas los colombianos, especialmente para quienes más lo necesitan.

El panorama es preocupante, desestabilizador y desalentador  a juzgar por las denuncias y los pronunciamientos hechos  por líderes del sector educativo, alcaldes y los propios miembros de la Asamblea departamental el pasado 30 de octubre. Allí, El Secretario de Educación Felipe Gil, por más de dos horas presentó un informe, en el cual las  respuestas a las inquietudes formuladas no fueron claramente satisfechas. Centró su intervención en su equivocada e irrelevante concepción de calidad y los Parques Educativos, pero no mostró logros efectivos y mucho menos una perspectiva y horizonte alentador de la Educación en Antioquia.

 

Acerca del Autor

Ricardo Steffens

Profesor de Lenguaje e Idiomas de la I.E.F.A. Administrador de iefangel.org. Coordina Medios Escolares. Coordinador de Calidad de la IEFA. Le interesan procesos investigativos e información en la actividad Lectoescritural como proceso, además del uso de las TICs.

Dejar un comentario