Nuestra Celebración del Día del Idioma, 23 de abril de 2013

La concepción Federiquiana en torno a este  tipo de celebraciones plantea que deben ser aprovechadas como oportunidades pedagógicas y formativas, cuya intención sea la de ofrecer un ambiente diferente de expresión de la comunidad educativa, se experimente la alegría, el sentirse libre y se consoliden aspiraciones y deseos comunes.

En el caso del día del Idioma castellano, el  pasado 23 de abril, bajo la coordinación del área de lengua Castellana, los educadores y educadoras de la Básica primaria, secundaria y media interactuaron con sus alumnos con el propósito de dar rienda suelta a su creatividad en el desarrollo de actividades ligadas a la lengua y sus diferentes componentes, además de  profundizar  en la enseñanza  y aprendizaje de nuestro Idioma Español, uno de los aportes sociales más ricos de la herencia dejada por los españoles en nuestro país y en todos los países de lengua hispana. Se pretende no sólo ayudar a difundir y dar impulso al uso de nuestra lengua, sino promover su sana utilización. Es importantísimo cuidar nuestro idioma, porque es uno de los mayores patrimonios de nuestra identidad.

Aprovechando la ocasión, es importante resaltar que el idioma español se extiende hoy por todo el planeta, es la segunda lengua más importante del mundo y la tercera más hablada con 400 millones de habitantes nativos. El castellano, tal como hoy lo conocemos es fruto de un proceso de transformaciones de más de un milenio, que involucra a diversas lenguas de los habitantes de la Península Ibérica que se fueron modificando por influencia de los invasores romanos, godos y árabes. Hacia el final del siglo XV, con la unión de los reinos de Castilla y Aragón, que extendieron su dominio sobre la mayor parte de la península, la lengua de Castilla, el castellano, se fue imponiendo sobre otros idiomas y dialectos y fue traída a América por los conquistadores.

El español llegó al continente americano a través de los sucesivos viajes de Cristóbal Colón y, luego, con las oleadas de colonizadores que buscaban en América nuevas oportunidades. En su intento por comunicarse con los indígenas, recurrieron al uso de gestos y luego a intérpretes europeos o a indígenas cautivos. Gracias a la interacción entre las múltiples culturas de América y los colonizadores, el español fue aprendido por los indígenas en gran parte del continente. Sin embargo, muchos pueblos conservaron sus lenguas, y aún hoy perduran en sus culturas, aunque también hablan castellano.

VER PROGRAMA EN PREESCOLAR Y PRIMARIA

VER PROGRAMA EN SECUNDARIA Y MEDIA

 

Comentar

Click aquí para enviar un comentario