El Periodo De Vacaciones De Fin De Año

El año escolar colombiano tiene dos calendarios; A y B. En el calendario A, el cual nos corresponde, el año escolar comienza a mediados de enero o  y se divide en cuatro períodos académicos, en nuestro caso. En Semana Santa existe un periodo de vacaciones, y luego en junio otro, desde mitad de año hasta principios de julio; además de un período de  receso en octubre. El año escolar termina a finales de noviembre e incluso a principios de diciembre. La última semana de noviembre,  fundamentalmente,  se utiliza para las recuperaciones de áreas reprobadas en un máximo de dos, de acuerdo a lo planteado en nuestro Sistema Institucional de Evaluación y lo establecido en el decreto 1290 de 2009.

Luego del desarrollo de las actividades escolares durante todo el año, por fin han llegado las vacaciones escolares, ese periodo en el que los estudiantes se dedican a disfrutar del tiempo libre para descansar y recrearse, de acuerdo a sus posibilidades.  Las vacaciones pueden ser el periodo ideal para descansar o para aburrirse. Para no hacer nada o para crecer como personas. Para ver pasar el día o para adquirir nuevos hábitos saludables y buenos para nuestras vidas.

El ciclo escolar termina, y para muchos niños comienza una etapa de alegría. Al concluir el año escolar, y una vez superada la fase de las recuperaciones y la entrega de calificaciones, empieza para los alumnos y alumnas el período de relajamiento, de vacaciones, de literalmente no hacer nada; mientras que para muchos papás da inicio un lapso de angustia, de no saber qué hacer con sus hijos durante los casi dos meses que se prolonga el asueto vacacional. Tenemos que enseñarles a nuestros hijos las bondades del trabajo,  las bondades del estudio pero sobre todo las bondades de aprovechar el tiempo.

Las vacaciones deben ser recreativas y divertidas para los niños y jóvenes , ahora nuestros hijos deben experimentar nuevas opciones, diferentes a las del periodo escolar; no es beneficioso recargarlo con más cursos ya que durante casi todo el año se ha estimulado la parte lógica del cerebro, aquella que está relacionada con el lenguaje, las matemáticas y todas las materias que la Institución Educativa  refuerza o profundiza constantemente, es necesario estimular la otra parte del cerebro, la parte creativa, de esta manera estaremos favoreciendo el desarrollo y la educación integral de los niños y jóvenes en edad escolar, pues ésta es más productiva y completa.

Es conveniente escoger talleres recreativos teniendo siempre en cuenta los gustos y preferencias de su hijo, además de brindarle periodos de relajación y diversión, estaremos estimulando su creatividad y las diferentes formas de expresarse, desarrollando su talento y habilidades.

Sepa qué taller elegir para su hijo(a), los talleres recomendados por los especialistas son la práctica del deporte, las danzas, la pintura, el dibujo, la música, el teatro, en fin, todas las actividades artísticas y recreativas que unan la diversión con el desarrollo de habilidades y la creatividad del niño. Aproveche esta temporada y comparta el tiempo con su hijo, descubran juntos actividades divertidas que además de desarrollar habilidades y talentos, reforzarán las relaciones familiares. Aprovechemos todas las opciones que se nos brindan a lo largo y ancho del Valle de Aburrá.

Comentar

Click aquí para enviar un comentario