Estudiantes.

Feliz Regreso a la I.E.F.A.

Publicado por Ricardo Steffens

Cuando se inicia un nuevo año escolar, estudiantes, padres de familia y docentes están llenos de expectativas. Cada miembro de la comunidad educativa tiene sus propias reacciones en torno al inicio y continuidad del proceso formativo de nuestros niños y jóvenes y lo que representa trajinar todo un año de actividades escolares que marcan su rumbo y su futuro.

Cada año, después de vacaciones, el gran reto para padres e hijos es retomar la rutina académica. Para muchos la primera semana se puede convertir en toda una odisea: levantadas temprano, cumplimiento de horarios, lecturas, uniformes y tareas regresan después de un mes y medio de receso, mientras que otros esperan expectantes el día. Es necesario proponerse dos o tres días antes de regresar a clases, levantarse y acostarse temprano para recuperar hábitos.

Docentes y psicólogos coinciden en que para que el cambio no sea tan drástico es necesario que los padres de familia hablen con sus hijos sobre la importancia de regresar a clases, pero más que eso, determinar qué se espera del nuevo período y cómo se pueden lograr esas metas.

Retomar la temporada académica también debe ser un compromiso de los docentes. Los profesores y profesoras harán actividades de bienvenida, durante la primera semana, que les permitan conocer el grupo y a la vez, evaluar cómo llegan los muchachos, con qué motivaciones, cuáles son los perfiles de cada uno, qué es lo que más les gusta y qué no de lo académico.

Esta debe ser una semana de diagnóstico, pero en la que los estudiantes no se sientan evaluados. Los dos primeros días se dedicarán a que los muchachos y muchachas reconozcan en qué grupo quedaron, cuáles son sus compañeros y cuál es su director de grupo. Además, darles a conocer los nombres de los profesores que sirven el resto de las materias. Es necesario mostrarle a los niños y jóvenes el plan anual: qué es lo que se quiere, cuáles son los objetivos, cómo se van a lograr. Cuando ellos saben esto, se involucran de manera distinta en el espacio académico.

Es importante comprender que las vacaciones han permitido el cambio de ciertos hábitos, tanto alimenticios como del sueño, así como en la disciplina y los horarios, por lo que es necesario que se vayan ajustando poco a poco, antes del tan ansiado y a la vez tan temido 13 de enero, día de regreso a clases.

Acerca del Autor

Ricardo Steffens

Profesor de Lenguaje e Idiomas de la I.E.F.A. Administrador de iefangel.org. Coordina Medios Escolares. Coordinador de Calidad de la IEFA. Le interesan procesos investigativos e información en la actividad Lectoescritural como proceso, además del uso de las TICs.

Dejar un comentario