Incidencias del Día E en la I.E.F.A. (??????)

Si bien es cierto, que el encuentro de la comunidad educativa Federiquiana, con el propósito de reflexionar en torno a la calidad del servicio educativo que se presta en nuestra institución se cumplió de acuerdo a lo establecido en el decreto  0325 de 2015, más fueron las incertidumbres, la poca claridad en los fines, y cualquier cantidad de preguntas sin respuestas que dejó el denominado  Día E.

Ante el débil pronunciamiento y pálida convocatoria de FECODE para asumir la desobediencia civil en la realización del taller en este día, muchas instituciones en el país procedimos al desarrollo de esta jornada que se celebró el pasado 25 de marzo.

Muy juiciosos, pero poco optimistas, nos reunimos docentes, directivos, algunos representantes de los padres de familia y de los estudiantes para atender las orientaciones del taller y su realización, cuyo liderazgo y dinámicas de ejecución estuvieron a cargo del Comité de calidad de la institución en cabeza del seños rector, JULIO CESAR HIDALGO y colaboradores del Comité: RICARDO STEFFENS, LINA MARTINEZ, VIVIANA RAMIREZ,  MARTHA HERNÀNDEZ, OSCAR RINCÒN y la docente de apoyo ANGELA CORREA.

El ejercicio permitió analizar el desempeño educativo de la IEFA, representado en el Índice Sintético de Calidad Educativa – ISCE, y se concertó, tal se solicitó en la convocatoria, un plan de acción para lograr nuestro mejoramiento. La intención fue crear nuestra Ruta a la Excelencia, en la búsqueda, como producto final, de la definición de un “Acuerdo por la Excelencia educativa Federiquiana”. Esta situación, a pesar de las pocas respuestas e interpretaciones claras de los datos aportados, si generó preocupación y permitió examinar ligeramente, la pertinencia con que abordamos el tema de la calidad en nuestra institución, además del sobre salto que, también, genera la brecha entre la educación pública y la privada y la inversión que se hace entre las mismas instituciones oficiales.

No es posible comparar una institución educativa en la que se invierten 40 millones de pesos al año a otra en la que se invierten 10 millones, por decir algo. Otro aspecto importante que surgió, tiene que ver con el nivel educativo de nuestros padres de familia, su compromiso en el acompañamiento, pues puede influir en el resultado de las evaluaciones internas institucionales y las pruebas de carácter nacional: SABER e ICFES SABER, las cuales se usan como medidor en el rendimiento educativo de las instituciones educativas del país.

No queremos seguir siendo contestatarios, pero no alcanzamos a entender lo fructífero de este taller, cuando lo que necesitamos son transformaciones concretas, políticas pertinentes, más aterrizadas a las necesidades de la realidad educativa colombiana, y si bien reconocemos que es importante, que se fijen metas claras de mejoramiento académico, para que estas se cumplan es necesario aumentar la inversión en todos los frentes del sector educativo. Sin plata no se pueden hacer cambios de calidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.