Pedagógicas

Asuntos del Lenguaje.

Publicado por Ricardo Steffens

A partir de este mes de octubre de 2015, los dos últimos viernes de cada mes, estaremos publicando estos apuntes del lenguaje, como se denomina su original publicación, los cuales cobran vigencia por tratarse de aclaraciones, explicaciones y refexiones en torno a los asuntos de la lengua y el lenguaje que nosotros llamaremos “Asuntos del lenguaje” y que son importantes valorar, conocer y aplicar. Estos apuntes fueron publicados en un importante períodico de circulación nacional por cuenta de su autor el señor Elias E. Muvdi, destacado lingüista colombiano. Al desaparacer Don Elias, también dejaron de circular sus apuntes, los cuales son de suma trascendencia rescatar. Ante las dudas y posibles desactualizaciones, recomendamos consultar el DRAE (Diccionario de la real academia española de la Lengua), en su versión más actualizada.

DESCUIDOS LÉXICOS Y SINTÁCTICOS.

Se escribe hoy a la ligera, se insiste en usar vocablos con acepciones distintas de las propias, y cuando no es así, se ligan unos a otros en forma confusa. Otra cosa sería si se medetira un poco más antes de sentarse a escribir.

a) Excluir, eximir. Aunque algunos diccionarios de sinónimos suelen juntar como tales estos dos verbos, no tienen ellos igual significado y a una persona o cosa muy pocas veces son inetrcambiables en la oración. Excluir es quitar a una persona o cosa del lugar que ocupaba, y también, destacar, rechazar o negar la posibilidad de una cosa (DRAE); mientras que eximir es librar de obligaciones o culpas. Al aventajado estudiante que se mantiene en la lista de honor por su buen rendimiento en clases, se le excluye de dicha lista si sus notas no alcanzan el nivel requerido. En tanto que al estudiante que en todos los examenes mensuales ha sobresalido y obtenido las mejores notas de su curso, se le exime de los examenes finales.

En el siguiente ejemplo se verificó un inaceptable trueque de estos verbos: “Al jefe de redacción debemos decirles que los “refritos”, por importante que sea la noticia, no excluyen de investigar sobre las fuentes, porque otro medio puede ser fuente, pero no la única, entre otras por ser fuente indirecta. “(Felipe Zuleta LLeras,Ombudsman de “El Tiempo”, “Como para Ripley”, mayo 16 p. 4B 1993)

El “no excluyen de investigar” debe sustituirse por “no eximen de investigar”.

b) Ahora examinaremos la sintaxis de la crónica transmitida desde Madrid  por la agencia AFP, la que se reproduce en la sección “Gente en el tiempo” de julio 30, p. 2A:

“San Pantaleón, quien fue médico antes de ser martirizado por los romanos en el siglo IV, tiene fama de curar enfermedades y hacer milagros”.

Mirando las cosas con un tantico de cuidado, San Pantaleón, al ser martirizado por los romanos, no solamente dejó de ser médico, sino que también, de paso dejó de existir, ¡insigne perugrullada! Lo que ha pretendido explicar la cita es que San Pantaleón fue médico, y que su muerte fue debida al martirio cristiano impuesto por los romanos. De ahí que en buen español debió escribirse lo siguiente:

“El médico San Pantaleón, que fue martirizado por los romanos en el siglo IV, tiene fama de curar enfermedades y hacer milagros.”

c)Resaltar, destacar. Aunque las acepciones de estos verbos guardan similitud, no deben emplearse como iguales, por tratarse, en el caso de resaltar, de verbo eminentemente intransitivo, en tanto que destacar es transitivo con algún uso como intransitivo. El problema se presenta casi siempre con resaltar al darle el empleo de verbo transitivo, calidad que rechaza.

Es correcto decir, “el orador destacó las virtudes del homenajeado”, pero no que las resaltó. Es igualmente correcta la frase ” en este cuadro de Sorolla resaltan naranjas y limones “, y también, “en este cuadro de Sorolla se destacan las naranjas y los limones”. Como verbo transitivo, destacar se emplea con complemento directo, en tanto que a resaltar puede seguirle cualquier clase de complemento, menos el directo. Son infinidad los malos ejemplos que a diario nos ofrece la prensa Nacional:

“Pero los colombianos pueden, creemos, respirar con más tranquilidad en lo que se refiere al costo de la vida, lo cual es de resaltar.” (“El Tiempo”, julio 22, p.4A)

El resaltar debe ser destacar.

“Estos reconocimientos casi siempre tiene olor de adulación, pero no hago nada distinto que resaltar lo que es digno de destacar.” (Ivan Escobar Caballero, “Dos ministros excelentes”, “El Tiempo”, julio 22, p 4A).

Destacar está bien empleado, mas no resaltar. además, el “no hago nada distinto que” debe sustituirse por “no hago nada distinto de”

“Cabe resaltar los trabajos que han venido realizando los respectivos ministros de Comercio, a fin de alcanzar”,  la firma de un acuerdo”. (Gustavo Gaviria González, “Integración colombo-panameña”, “El Espectador, julio 8, p. 2-A)

Cambiar resaltar por destacar.

“Una vez estudiado el estatuto para Bogotá, bien vale la pena resaltar la importancia que tiene para el bienestar de los habitantes de la capital”. (Editorial”El Estatuto para Bogotá”. “El Tiempo”, julio 30, p. 4A)

Cambiar igualmente resaltar por destacar.

Acerca del Autor

Ricardo Steffens

Profesor de Lenguaje e Idiomas de la I.E.F.A. Administrador de iefangel.org. Coordina Medios Escolares. Coordinador de Calidad de la IEFA. Le interesan procesos investigativos e información en la actividad Lectoescritural como proceso, además del uso de las TICs.

Dejar un comentario