Desde las areas Galerías

Mimomanía Federiquiana

Publicado por Ricardo Steffens

Cuando planteamos un trabajo de comunicación basada en el uso exclusivo de nuestro cuerpo, sin mediar palabra y sin utilizar objeto alguno, lo primero que se nos pasa por la cabeza es ¿cómo responderán nuestros estudiantes?, ¿funcionará en nuestras clases? Pensamos que es algo difícil de llevar a cabo, sin embargo, nos olvidamos de que en nuestra cotidianidad utilizamos multitud de códigos corporales con los que interactuamos. Es un recurso divertido, creativo y fantástico para trabajar en clases, en este caso en el área de lenguaje, en actividades complementarias abordando el tema de la comunicación no verbal y concretamente en lo referente a la expresión corporal.

Los alumnos y alumnas de los grados décimo, divididos en pequeños grupos organizaron sencillas obras mímicas, las cuales fueron presentadas exitosamente el pasado miércoles 9 de noviembre, como una forma de responder a una tarea escolar. Se dieron cita en nuestro paraninfo y dieron rienda suelta a su talento y creatividad. Confirmaron que la expresión corporal es un área donde no sólo hay una implicación física de la persona, sino también una implicación psicológica y social. Por ello, es imprescindible trabajar desde la expresión corporal la capacidad expresiva de la persona desde tres aspectos:

  1. Persona física: referente al propio cuerpo, su movimiento, el lenguaje del mismo y las técnicas específicas corporales.
  2. Persona psíquica: pues utilizamos el instrumento del cuerpo para expresar principalmente sentimientos y para mostrarnos ante lo demás.
  3. Persona social: pretendemos cubrir necesidades a nivel social, que la persona juegue, sienta, se entregue, participe, forme equipo, disfrute, se ría, tome contacto con otras personas, se desinhiba, que confíe en sí mismo y en los demás, que se valore a sí mismo y a los demás, que se entregue plenamente y coopere.

Esta experiencia puso de manifiesto que en expresión corporal es clave el modo en que se dirige la sesión de clase, cómo se orientan las actividades, cómo se hacen las propuestas, cómo se provoca un clima, cómo se redirecciona un itinerario, entre otros. Por tanto es necesario planificar y seleccionar muy bien los distintos elementos que entran a formar parte de la puesta en práctica de actividades de expresión corporal.

Valoro el interés, entusiasmo y compromiso de los estudiantes para cumplir con una actividad lúdico-recreativa, cuya pertinencia la ubica como una interesante estrategia didáctica en el desarrollo del proceso pedagógico académico en el área de Lenguaje.

Acerca del Autor

Ricardo Steffens

Profesor de Lenguaje e Idiomas de la I.E.F.A. Administrador de iefangel.org. Coordina Medios Escolares. Coordinador de Calidad de la IEFA. Le interesan procesos investigativos e información en la actividad Lectoescritural como proceso, además del uso de las TICs.

Dejar un comentario