Mensaje Navideño Federiquiano

La Navidad se vive en familia, se canta en colectivo y se celebra con todos, se constituye en una ocasión para reflexionar acerca del sentido de nuestras vidas, y sobre la necesidad de producir un mayor acercamiento hacia los demás, para compartir la vida generosamente. Se trata de una celebración que enaltece al humanismo como un fondo esencial del desenvolvimiento de la sociedad, que permite colocar a la persona como el fin último y no como un medio para lograr las metas del conjunto social.

La institución Educativa Federico Ángel, su personal de servicio, secretarias, profesores, estudiantes y egresados -ese micro mundo que llamamos Comunidad Educativa- celebra estas fiestas con el profundo convencimiento de que es posible construir la paz y el amor en el género humano, y de que el conocimiento solamente debe concebirse como un colaborador amplio, poderoso y generoso hacia ese positivo e importante propósito.

Esta época del año 2016 se torna propicia para la reflexión en lo que hemos hecho y en proponernos renovadas acciones para mejorar de forma personal y fortalecer los lazos de nuestra comunidad educativa. Por eso, es importante que dediquemos el tiempo necesario para renovar fuerzas, para iniciar un nuevo año 2017 con mucho entusiasmo y nuevas ideas. La Navidad es por un lado una celebración religiosa, pero también es la época del año, en que dejamos un poco de lado las preocupaciones cotidianas, para reavivar el espíritu de solidaridad, de renacer en las buenas acciones, y hacer llegar a nuestros amigos, familiares y conocidos, nuestros mejores deseos.

Comentar

Click aquí para enviar un comentario