Experiencias Federiquianas que dejan Huellas

El pasado 20 Julio, el periódico “El espectador” publicó una interesante crónica, cuyo protagonista esencial es uno de nuestros maestros Federiquianos. El profesor Oscar Alejandro Rincón Carvajal, es uno de esos educadores todo terreno, al que le reconocemos valores como la vocación, el tener una importante experiencia de vida interdisciplinar, y el haberse esforzado en el trabajo diario durante su proceso docente para tener un buen expediente pedagógico-académico.

Es el mejor ejemplo de que  los maestros no hacen un trabajo rutinario que puedan desarrollar fríamente, sin humanidad y sin pasión, ni siquiera basta con que el entusiasmo se sienta por dentro, porque es algo que tienen que transmitir. Los alumnos, en este caso, deben de ser conscientes en todo momento de que se les está tomando en serio y de que el maestro no está, simplemente, cumpliendo un horario y deseando terminar su jornada diaria para irse pronto a casa.

Profesores como Oscar  se van a encontrar a menudo con situaciones en las que, con los recursos establecidos o habituales, no será capaz de encontrar soluciones rápidas o eficaces. Es aquí donde su creatividad e imaginación van a ser importantes para sacar de sus ases bajo la manga,  propuestas de solución viables. Esta creatividad también le resultará muy útil a la hora de hacer planteamientos didácticos novedosos o interesantes, como en efecto se le reconoce.

Por tratarse de un asunto trascendental para nuestra institucionalidad reproducimos la publicación, tal cual se dio a conocer a la opinión publica.

________________________________

EDUCACIÓN FÍSICA EN LA ESCUELA: MÁS QUE SUDOR

El día en que el deporte se convirtió en radio

El Espectador

Óscar Rincón creó una emisora escolar en Caldas, Antioquia, para mediar en los procesos de enseñanza de una institución educativa estigmatizada por sus conflictos.

Óscar Rincón es magíster en educación de la Universidad Pontificia Bolivariana. / Luis Benavides

Óscar Rincón decidió ser profesor por el deseo de servir y estar con la comunidad. Licenciado en educación física y magíster en educación, quiso hacer de sus clases algo más que una actividad física para convertirlas en un punto de encuentro de los estudiantes con las historias de los jóvenes, sus iguales.

Gomoso por la radio, periodista en sus tiempos libres e inquieto por cambiar los estereotipos de la escuela donde trabaja, Institución Educativa Federico Ángel, de Caldas, Antioquia, encontró en la creación de una emisora escolar la respuesta para mediar los procesos de enseñanza, generar canales de comunicación entre los alumnos de diferentes grados, disminuir el ausentismo y darles voz a los estudiantes. “Con el trabajo de la emisora, los jóvenes se sienten útiles y se forman como personas”.

Comenzó como un proyecto de la clase y terminó siendo un programa escolar, de primero a undécimo, en el que se involucran todas las asignaturas y los grados. Los más pequeños leen cuentos al aire, otros visitan la emisora o la escuchan para hacer sus tareas y los más grandes hacen los programas. Las calificaciones de las clases dejaron de tomar sólo como referencia la evaluación y la tarea para tener en cuenta los contenidos que los estudiantes realizan para IE Ángel Radio. Si un muchacho va perdiendo matemáticas o química sabe que en los programas que hace para la clase tiene una oportunidad de recuperación. “La emisora permite formar personas, hacer que los chicos se sientan útiles”. El objetivo: hablar de los temas del aula desde la cotidianidad y en una interlocución constante con el otro.

“Siempre decían que lo más malo del municipio estaba en mi escuela, acá llegaban los pelaos que echaban de otros colegios”. Discusiones, ausentismo, que muchos jóvenes perdieran las materias o estuvieran desocupados dejaron de ser las variables para medir a la institución, que pasó a pensar en el número de radioescuchas, los contenidos de los programas y hasta en cuáles países se conectaban a su frecuencia.

Óscar Rincón es un crítico de los escalafones porque no miran a las personas, sus valores o los esfuerzos de las instituciones para alejar a los estudiantes de contextos difíciles. Con la emisora busca trascender el conocimiento técnico, usar la radio como herramienta educativa que permita formar personas “socialmente útiles, con capacidad de escuchar y dialogar”.

Docentes, psicólogos, médicos aliados y practicantes se vincularon al proyecto. Desarrollan contenidos para estudiantes y padres, desde la escuela para la ciudad y que alzan la voz de los jóvenes con los que él quiere construir país.

Fuente: El espectador

1 Comentario

Click aquí para enviar un comentario

  • Me enaltece amigo Ricardo con sus expresiones positivas para conmigo en una labor que no se hace solo con las ganas particulares, se incluyen a personas como usted, don Julio y los compañeros que han creído en este proyecto. Es un homenaje para lo realizado por todos los que han estado en medios escolares. Esa es la réplica.