Desarrollo de competencias científicas, lectoras y comunicativas

PROYECTO DE SEMILLEROS PARA EL DESARROLLO DE COMPETENCIAS CIENTÍFICAS, LECTORAS Y COMUNICATIVAS, ARTICULADO CON SIATA (Sistema de Alerta Temprana del Valle de Aburra)

Profesores acompañantes de los estudiantes participantes en los semilleros: Álvaro Fausto Peláez Escobar, Viviana Ramírez y Paula Marcela Valencia Restrepo por la IEFA; Daniel Gómez, Alejandra Parra por el SIATA.

Mucha expectativa ha causado en docentes y estudiantes de nuestra institución la presencia de funcionarios del SIATA. Sin embargo poco se sabe de los motivos o antecedentes que los llevaron a acompañarnos.

ANTECEDENTES

Desde hace tiempo la profesora Viviana Ramírez viene liderando el ECOCLUB “Amigos de la Naturaleza” con estudiantes de primaria de nuestra institución; este ECOCLUB, es un semillero ambiental que se articula a su vez, con nuestro PRAE (Proyecto Ambiental Escolar) y nuestro contexto, a partir de una serie de actividades de contextualización, conceptualización, proyección e investigación en nuestro territorio. En secundaria también se han hecho esfuerzos, desde distintas áreas para formar semilleros con los estudiantes. Todos estos, tienen como objetivo general, articular los diferentes proyectos transversales a nuestro PEI (Proyecto Educativo Institucional) y desarrollar en nuestros estudiantes competencias, científicas y ciudadanas que les ayuden a transformar positivamente su entorno.

En trabajos  de investigación para Maestría en Educación, los docentes Álvaro Fausto Peláez  y Paula Marcela Valencia observaron que era indispensable seguir desarrollando en nuestros estudiantes de primaria y secundaria, competencias científicas, lectoras y comunicativas. Para lograrlo se debía seguir con proyectos que combinaran investigación, comunicación (en los distintos medios escolares) y lecto escritura; así mismo, se debían hacer alianzas con otras instituciones para lograr estos objetivos.

Por su parte, SIATA (Sistema de Alerta Temprana de Medellín y Valle de Aburra) viene desarrollando un proyecto piloto de ciencia y tecnología para la gestión de riesgos, mediante la educación y la promoción social del conocimiento en niños y jóvenes del Valle de Aburrá. Como estrategia didáctica conforma semilleros de meteorología y ciencia, buscando estimular la curiosidad por aprender, la construcción de conocimientos y su interiorización, mediante el desarrollo de competencias científicas, lectoras y comunicativas. En nuestra Institución se escogieron estudiantes de los grados 5° y 7°.

El proyecto de “Semilleros meteorológicos” de SIATA busca que los niños y jóvenes se apropien de su territorio como espacio geográfico y social, conozcan sus características  y la importancia de las mismas para temas de investigación y desarrollo; reconozcan la interacción de las ciencias con sus vidas y su entorno, al encontrar la aplicación de esta, por medio de temas de meteorología y gestión del riesgo, mediante la realización de  actividades pedagógicas de experimentación prácticas y divertidas. Es decir, la comprensión de fenómenos cotidianos, mediante la ciencia, les ayuda a responder sus propias preguntas. El proyecto también busca que los niños y jóvenes participantes sean replicadores de la información y generen curiosidad a otros compañeros y grupos sociales sobre los fenómenos que se estudiarán.

PROPUESTA DIDÁCTICA:  Tiene en cuenta los siguientes elementos:

  • El concepto de ciencia: entendido como un proceso en el que los niños y jóvenes ratifican la importancia de observar, analizar documentar, proponer y crear. Fomentando además, la idea de que la ciencia es fundamental para los seres humanos, el mejoramiento de la calidad de vida, y la protección de nuestro entorno.  A partir de este concepto buscamos explorar diferentes competencias en los niños y  jóvenes para incentivarlos a hacer ciencia e Los Semilleros Científico-meteorológicos, son articulados con la estrategias de lectura de noticias científicas y comunicación de avances en los medios escolares, para desarrollar competencias lectoras y comunicativas
  • La lectura del territorio: como punto de partida para comprender, desde el ámbito hiperlocal, los fenómenos naturales, sociales y culturales  que nos vitalizan o nos ponen en riesgo; y como una excusa para apropiar a las comunidades de sus territorios (articulado con el PRAE como mediador de desarrollo de competencias científicas y comunicativas).
  • Enfrentar problemas: como una manera de asumir nuestro rol como ciudadanos que cuidan sus comunidades, analizando problemas locales y planteando discusiones sobre cómo deberíamos abordarlos a partir de la investigación y la innovación.
  • Hacerlo posible: como un mensaje contundente alrededor de la búsqueda de soluciones que se ajustan a nuestra realidad inmediata, y que se puede llevar a cabo desde nuestra casa, el colegio, el barrio, o la comunidad.

ETAPAS

Consta de dos etapas: un proceso inicial de conceptualización sobre meteorología, que se realizó en 8 jornadas de trabajo en el segundo trimestre del 2017 y un proceso de investigación de cada estudiante que inició el 28 de Agosto, sobre temas meteorológicos de su interés.

En la primera etapa, los encuentros partieron de un concepto o tema y de una pregunta que orientaba todas las actividades. Se buscó crear un ambiente ideal para que los niños y jóvenes comprendieran los conceptos que se estaban trabajando y que al mismo tiempo disfrutaran el proceso. Cada encuentro duraba 120 minutos, contemplando tiempos para la adaptación y llegada de los estudiantes, y la preparación de cada actividad.

Dentro de la batería de elementos que se usaron para el desarrollo de cada sesión encontramos: cartografías, lecturas de contexto y del territorio, juegos, experiencias de monitoreo de variables, experimentos científicos, lecturas de artículos y textos de divulgación científica, planteamiento y resolución de problemas, ensamble de dispositivos análogos y digitales, entre otros. Destacamos también la visita de algunos de nuestros  estudiantes a la torre SIATA, en la Unidad Deportiva Atanasio Girardot de Medellín, donde pudieron ver de primera mano todos los procesos que se llevan allí y recibir explicaciones de los técnicos encargados.

ALGUNAS EVIDENCIAS DEL TRABAJO

Comentar

Click aquí para enviar un comentario