Las prácticas de psicología: Un medio para aprendizajes integrados.

Lina Martínez, docente orientadora rodeada de los practicantes de psicología 2017

 “Todos nosotros sabemos algo, todos nosotros ignoramos algo. Por eso, aprendemos siempre”

Paulo Freire      

Desde el año 2014 a través del convenio entre la organización cimientos de Argentina y la Universidad Católica Luis Amigó, se tuvo la oportunidad de contar con el aporte de los practicantes de psicología en nuestra institución. Para ese entonces, el proyecto de trayectorias escolares, buscaba fortalecer la permanencia de los niños y jóvenes en la institución.

La fundación cimientos encontró en la IEFA un espacio propicio para desarrollar su proyecto, el cual nace en Argentina en torno a la siguiente preocupación: “En la Argentina, 49 chicos por hora abandonan la escuela secundaria y uno de cada dos alumnos no accede a los aprendizajes indispensables para una inserción social plena.  Problemas económicos, alto índice de repitencia, extra edad, desmotivación, necesidades básicas insatisfechas y embarazo adolescente son algunas de las problemáticas principales que desencadenan en el abandono de la escuela”.

Es así como al llegar a la Secretaria de Educación del municipio de Caldas y presentar su propuesta, se decidió contar con la presencia de practicantes tutores que permanecieron bajo la dirección de Heidy Medivelso, durante dos años. Con el programa “futuros egresados” los estudiantes contaron con la posibilidad de tener una tutoría personalizada, a través de la cual se promovió en ellos el desarrollo de habilidades socioemocionales, que contribuyeron a su mejoramiento en la trayectoria educativa y adquirieron habilidades para navegar la escuela. La labor desempeñada por los practicantes en ese entonces estuvo enfocada en los grados quinto y sexto, básicamente realizaron una labor de acompañamiento y motivación para fortalecer la permanencia de 50 de estos chicos que fueron seleccionados para el proyecto. En otra perspectiva, la fundación cimientos también generó el vínculo con el programa, “Ruta motor” cuya propuesta estaba encaminada a promover la continuidad de los estudios después del bachillerato a través del Sena.

Las acciones emprendidas por la fundación cimientos finalizaron en el año 2016, por lo cual para el año 2017 desde orientación escolar y la rectoría se gestionó un convenio directo con la universidad católica Luis Amigo y la Universidad de Antioquia, para que la institución educativa se convirtiera en plaza de prácticas para los estudiantes de psicología.   Para este año contamos con la presencia de 5 practicantes de psicología. En el primer semestre del año se vincularon los psicólogos en formación Efigenia Monsalve Muñoz en la sede de primaria y Elimel Luna Lizarazo en la sede el bachillerato. Ya en el segundo semestre se unieron Claudia González y Andrea Correa Álvarez en la sede de primaria y en el Bachillerato Ana María Ángel Gutiérrez.

La labor ejecutada por los practicantes giró en torno de cuatro ejes:

  1. El fortalecimiento de habilidades emocionales y de desempeño académico a través de la asesoría personalizada a estudiantes y sus familias. La propuesta de una plataforma educativa con el fin de fortalecer los procesos de actualización docente y de refuerzo de los estudiantes.
  2. El trabajo psicopedagógico desarrollado en los grupos a través de talleres reflexivos en torno al afecto, la sexualidad, la agresividad, la norma, el proyecto de vida, el vínculo con el otro y la orientación vocacional.
  3. El acompañamiento a los padres de familia a través de programas radiales: Dando continuación al programa radial Padres en Apuros, se realizaron programas radiales en torno a temas como la separación de los padres, el uso de las redes sociales, la importancia de la norma en el hogar, prevención de conductas de riesgo entre otros.
  4. Acompañamiento desde la gestión directiva con docentes: El aporte en este sentido fue muy valorado por el grupo de docentes, pues se logró realizar algunos talleres con los docentes, encausados a trabajar el vínculo del maestro con el estudiante, el reconocimiento de la emocionalidad y el ser del maestro consigo mismo y con su grupo de trabajo.

Con estos ejes de trabajo se buscó hacer un aporte a los miembros de la comunidad educativa, apuntando a intervenir en asuntos del diario vivir en la educación, que genera roces, malestares y que a largo plazo influye en la convivencia escolar y en el desempeño de los estudiantes. Para la orientación escolar fue de gran satisfacción contar con un grupo de practicantes comprometidos, que sembraron sus semillas desde el grado preescolar hasta el grado once. Mostrando como la creatividad, la entrega y el compromiso son actitudes indispensables que el practicante le aporta a la vida institucional. Sus labores no solo se enmarcan en un desarrollo técnico de los conocimientos adquiridos de la psicología, sino que develan la importancia del contacto con las problemáticas propias de una comunidad con altos factores de riesgo psicosocial. De allí que sus acciones respondieron a inquietudes que tanto docentes, como directivos y padres de familia les plantearon entorno situaciones de riesgo,  no solo a nivel académico, sino además a nivel de la salud mental de los miembros de la comunidad.

Desde el año 2011 en el cual aparece la figura del docente orientador, en las instituciones educativas se retoma la importancia de contar con el apoyo del área de las ciencias sociales humanas, en el acompañamiento que requiere la comunidad educativa. Posteriormente con la ley 1620 “Por la cual se crea el sistema nacional de convivencia escolar y formación para el ejercicio de los derechos humanos, la educación para la sexualidad y la prevención y mitigación de la violencia escolar” y el decreto 1965 del 11 de septiembre de 2013, en la cual se enfatiza en sus últimos artículos la importancia de que se cuente en las instituciones educativas además del docente orientador, con practicantes del área de psicología.

“Artículo 52. Orientación Escolar. La orientación escolar de que trata el artículo 32 de la Ley 1620 de 2013 estará garantizada a través de los docentes orientadores pertenecientes a las plantas globales de las entidades territoriales certificadas y su incremento se efectuará conforme a lo establecido en los procedimientos para realizar modificaciones en las plantas de cargos del personal docente, directivo docente y administrativo financiadas con cargo al Sistema General de Participaciones.

Consagrados en el Decreto 1494 de 2005 y demás normas concordantes o modificatorias. Las entidades territoriales podrán adelantar las gestiones necesarias y las alianzas estratégicas a través de convenios interadministrativos con las instituciones de educación superior, tendientes a lograr que estudiantes de último semestre de las carreras de psicología, psiquiatría y programas afines, realicen sus prácticas de orientación escolar en los establecimientos educativos, de manera que contribuyan a fortalecer la convivencia escolar, a prevenir y mitigar la violencia escolar; y apoyen la formación para el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos, y la educación para la sexualidad”

Finalmente, para la institución educativa Federico Ángel no resta más que reconocer y dar un enorme gracias a quienes ya culminan por este año sus prácticas, Efigenia, Elimel y Ana María, les auguramos un camino profesional exitoso. Y a quienes continúan con nosotros el año entrante, Claudia y Andrea, reiterarles la gratitud y la alegría de contar con su presencia el semestre entrante. Como en todo acto humano, la voz de sus protagonistas seguirá siendo clave para comprender la experiencia vivida, por ello he aquí los testimonios de nuestros practicantes:

“Me siento orgullosa de haber podido llevar a cabo mi práctica profesional en la Institución Educativa Federico Ángel porque me abrió las puertas de sus corazones para llegar a sus estudiantes, profesores y directivos con motivación, estrategias, capacidad de liderazgo y empoderamiento para así lograr pequeñas cosas que quizá no me otorguen reconocimiento público, pero que sí transformarán la vida de esos chicos que por una decisión que tomen en su vida pueden pasar de ser personas con grandes dificultades  a ser personas sabias y luchadoras por sus ideales.”      Efigenia Monsalve Muñoz – Universidad Católica Luis Amigó

“Para mí, estar en la IEFA fue una experiencia enriquecedora, que me permitió aprender mucho, conocer personas valiosas y poner un granito de arena a mejorar la condición de los jóvenes con los que tuve el orgullo de trabajar. La IEFA es un excelente lugar de practica porque permite evaluar diferentes aspectos aprendidos en la carrera, en ella el practicante puede enriquecerse con aprendizajes desde el quehacer del psicólogo en lo comunitario, lo educativo y lo clínico. Es un reto diario pero cada día te regala una felicidad nueva.” Ana María Ángel Gutiérrez- Universidad de Antioquia.

“En mi caso, la institución educativa Federico Ángel ha sido una gran experiencia tanto a nivel educativo como personal durante los cuatro meses de prácticas que tuve en ella, la vivencia con todo el personal educativo me llevó a ver más allá de lo simple, a tener otros conceptos de humildad, amor, compromiso, respeto y demás valores y virtudes que, en la familia de la sede Cerezos se manifiesta por esencia. Esto me lleva a darles mis infinitas gracias, por la acogida por creer en mis colegas, en esta profesión tan maravillosa que es la psicología y mi persona. A Lina Martínez mi cooperadora, me llevo el aprendizaje de la equidad, el liderazgo, el compromiso y el valor de una mujer emprendedora, en donde en el 2018 pueda seguir aprendiendo de ella, la gran mujer y profesional que es. Gracias Institución educativa Federico Ángel por creer en la psicología y brindarnos tan hermosa oportunidad de aprendizajes.” Andrea Correa Álvarez- universidad católica Luis amigó

“La Institución Educativa Federico Ángel sede Cerezos, me brindó la oportunidad de realizar mis prácticas de psicología durante el segundo semestre del año 2017, esta experiencia me permitió conocer a personas maravillosas que desde su conocimiento como docentes y desde su gran humanidad, me enseñaron que solo con amor, compromiso, y deseo se puede lograr lo que uno se propone.  El agradecimiento es la memoria del corazón. (Lao Tse) Esto es lo que me quedó de este periodo, Gratitud. Gratitud con todas las personas que compartí, Cleofe, Luz Mila, Aydeé, Soraya, las dos Vivianas, Alejandra, Francia, Alexandra, Julio, Rosalba, Luz Estela, Mónica, Diana, el coordinador Horacio, Natalia, Yulied, Leonardo, Luz Elena, Mónica, Fabiola, Orlando, de cada uno aprendo sobre solidaridad, generosidad, respeto, amor por lo que se hace, diligencia, servicio, compromiso y valentía.

Este es un equipo en el que cada uno entrega lo mejor de sí para que los alumnos que acompañan en su formación sean ejemplo para la sociedad.  A mis compañeros practicantes les agradezco sus aportes durante este proceso, estos me mostraron cuanto debo seguir puliéndome, para ser una mejor persona. De mi cooperadora Lina María Martínez, aprendí de su fuerza, determinación, claridad, disciplina, compromiso e inteligencia. Tengo mucho para seguir aprendiendo de ella, por suerte estaré en la sede Siro durante el primer semestre del 2018. Gracias don Julio, por ser tan receptivo y atento a las peticiones que se le hacían desde el departamento de orientación escolar, facilitando nuestra labor.” Claudia González Vélez –Universidad Católica Luis Amigo