Nuestros Docentes

El trabajo del maestro Federiquiano con propósito transformador
.

Los maestros Federiquianos consideramos indispensable prepararnos y organizarnos continuamente, para saber afrontar mejor los retos a los que nos expone diariamente nuestro trabajo frente al grupo de alumnos.  Por ello, para el colectivo docente son de suma importancia los encuentros y diálogos de saberes  para garantizar la transformación de los procesos institucionales.

Nos sentimos realmente comprometidos con nuestra responsabilidad de no solo transmitir conocimientos, sino motivar a que se generen nuevos. Por ello, tenemos que estar plenamente identificados con nuestra misión, saber aprovechar esa gran oportunidad que se nos da de orientar y comunicarnos con semejantes que confían en nuestras enseñanzas y orientaciones, depositan su confianza de que nuestros conocimientos serán estímulos proactivos para mantener siempre viva la llama de la sabiduría.

DESDE LO SOCIAL.

Un maestro que se sienta responsable de la generación de ambientes escolares. Que defienda un rasgo humanizante de las relaciones sociales, que eduque para la convivencia humana, basada en la democracia y el respeto mutuo. Un maestro que reconozca su acción pedagógica en la relación escuela-contexto donde la escuela deje de ser una estructura que sólo ocupa un espacio físico en el Valle de Aburrá, para convertirse en agente protagónico que mejora la calidad de vida del municipio de Caldas.

DESDE LO GRUPAL.

Un maestro que reconozca el valor del trabajo colectivo, capaz de participar en procesos grupales coordinados y concertados. En donde no solo existe el cruce de las relaciones interpersonales, sino también de los saberes que exigen interpretar la realidad desde la pluralidad que lo acompaña.

DESDE EL CONOCIMIENTO.

Un maestro que reconozca que todo saber como la ciencia misma está en permanente movimiento, que trascienda la visión del mundo desde su área académica específica y además que pueda darse la magia del trabajo interdisciplinario, que permitan abordar los objetos y procesos del conocimiento de una manera más integral y científica.

DESDE LO PEDAGÓGICO.

No solo que tenga el conocimiento de saberes específicos, además de hacer del acto pedagógico una misión facilitadora de aprendizaje, haciendo de la pedagogía una disciplina constante de referencia sobre el quehacer educativo.

Trabajamos para mantener:

  • Inquietud, deseo de transformación.
  • Una fuente de conocimiento.
  • Un constructor y re constructor de dicho conocimiento.
  • Un método, disciplina directa.

DERECHOS

Los derechos de los docentes están consagrados en la Constitución Política de Colombia, el Estatuto Docente, La  Ley General de  Educación, el Código Laboral, el Derecho Administrativo y otras Legislaciones Vigentes.

1.  Conocer Profundamente el proyecto Educativo Institucional y participar en su desarrollo y aplicación.

2.  Elegir y ser elegido para ser representante del cuerpo docente en el Consejo Directivo.

3.  Contar con ambiente y material didáctico propicios que permitan su desempeño profesional.

4.  Ser respaldado por las directivas en todas las decisiones que tome de acuerdo con el Manual de Convivencia.

5.  Ser tratado con debido respeto por parte de los padres de familia, los/las alumnos, directivas y demás miembros de la comunidad educativa.

6.  Recibir atención respetuosa, afable, sincera y de comunicación directa y oportuna por parte de las directivas de la institución en cuanto a la evaluación objetiva de su desempeño como  docente.

7.  Ser escuchado y orientado en situaciones académicas y de convivencia.

8.  Recibir estímulos por su buen desempeño

COMPROMISOS

1.  Guardar lealtad a la Institución velando por su buen nombre.

2.  Contribuir activamente para mantener un clima de colaboración y amistad evitando comentarios y actitudes que perjudiquen o menoscaben la integridad personal de cualquier miembro de la comunidad educativa.

3.  Actualizarse en los temas referentes a las asignaturas que orienta y en general en aspectos intelectuales, sociales, pedagógicos, disciplinarios y legales que contribuyan a su perfeccionamiento docente y realización personal.

4.  Asistir y participar activamente en los cursos, seminarios o actividades programadas por la institución para su perfeccionamiento docente.

5.   Mantener una actitud de participación aportando sugerencias de cambio a todo nivel.

6.  Estar dispuesto a prestar su colaboración en la preparación y realización de las diferentes actividades propuestas por el colegio.

7.      Realizar la programación general  de cada asignatura a su cargo, siguiendo las normas del Ministerio de Educación Nacional, los lineamientos curriculares y generales del P. E. I y presentándola a la coordinación General  en la fecha indicada.

8.  Utilizar las técnicas pedagógicas que fueran necesarias para garantizar un óptimo aprovechamiento del periodo escolar, teniendo en cuenta los diversos grados y asignaturas.

9.  Mantener al día su diario de Campo y  sus registros de evaluaciones y entregar en la fecha indicada, los resultados de cada periodo académico según las indicaciones de la coordinación.

10.  Asistir con puntualidad a la jornada de trabajo, a cada una de sus clases y a las demás actividades programadas.

11.  Comunicar oportunamente a la  Coordinación o al Rector, en caso de una urgente necesidad, el motivo por el cual no puede asistir a la institución o debe ausentarse de ella.

12.  Registrar la inasistencia de los/las alumnos en cada clase o asignatura.

13.  Respetar en todo momento los derechos de los/las  alumnos, e igualmente exigirles el cumplimiento de sus deberes.

14.  Actuar siempre con los/las alumnos con espíritu de verdadero orientador y formador, manifestando siempre su compromiso con los lineamientos que definen y orientan la labor educativa de la institución.

15.  Estar atentos a hacer llamados de atención y corrección a los/las alumnas de los comportamientos que estén en contra de la convivencia y el respeto.

16.  Solucionar conflictos académicos y/o disciplinarios que se presenten tanto a nivel personal como a nivel grupal.

17.  Tener presente que cuando un educador llama la atención, se busca que el alumno (a) caiga en cuenta de su error y entre a corregirlo, por eso siempre se debe buscar que exista el dialogo y la actitud de reconocimiento y de cambio.

18.  Tener en cuenta el siguiente procedimiento cuando se hace llamado de atención o corrección a los alumnos:

  • Dialogo del docente con el alumno (a).
  • Informe al Director de grupo y registro en el observador del alumno.
  • Informe a la coordinación  y llamado a los padres o acudientes de acuerdo a la gravedad         de la falta.
  • Información en la comisión de Evaluación.
  • Informe al Consejo Directivo.

19.  En caso de asignar una sanción a un alumno (a) el docente deberá comunicar a Coordinación las causas que la originaron y el procedimiento que se empleo.

20.  No conceder permisos a los alumnos (a) para salir del aula excepto en casos extremos en los que se controlara su retorno a clase.

21.  Atender con amabilidad y respeto a los padres de familia de acuerdo con la hora señalada para tal fin, dejando constancia en el observador del alumno.

22.  Suministrar información amplia y objetiva a los padres de familia sobre la marcha de sus hijos (a), orientándolos y buscando su colaboración.

23.  Responder por el cuidado y conservación del mobiliario, materiales didácticos y por los inventarios entregados.

24.  Procurar que las instalaciones de la Federico se mantengan aseadas, recordando a los alumnos (a) las normas de orden y limpieza.

25.  Cuidar su expresión verbal y no verbal en toda su cotidianeidad y de manera especial en el desempeño de su labor educativa.

26.  Ser prudentes y discretos (as) en el manejo de la información que se produzca en todas las reuniones de docentes.

TURNOS DE DISCIPLINA

Los docentes en turno de disciplina tendrán las siguientes funciones:

  • Vigilar los descansos y desplazamientos de los alumnos desde las aulas a los patios y viceversa
  • Participar activamente de los actos de comunidad con su presencia en los patios y lugares  donde sea requerido.
  • Controlar el orden y la salida de estudiantes al finalizar la jornada de clases.

DIRECTORES DE GRUPO.

Algunas de sus funciones son:

  • Ejecutar el programa de inducción a sus alumnos enfatizando el conducto regular.
  • Abordar los conflictos promoviendo actitudes positivas.
  • Estimular la práctica de los valores y el buen comportamiento.
  • Incentivar el aprovechamiento del tiempo libre y el uso adecuado de los espacios y bienes de la Institución.
  • Fomentar respeto y amor por los símbolos patrios e institucionales en formaciones generales e izadas de bandera, entre otros.
  • Establecer comunicación permanente con profesores y padres de familia
  • Controlar el rendimiento académico de sus estudiantes y prestarles atención y ayuda en lo relacionado con sus relaciones convivenciales.

PROCEDIMIENTOS EN CASO DE NO CUMPLIR CON ESTAS OBLIGACIONES

1.      Llamado de atención verbal por parte de la coordinación y el rector. De tal manera, que a través del dialogo se llegue a un reconocimiento, reflexión y rectificación del error que se hubiera presentado.

2.      Si es necesaria una segunda llamada de atención, ésta la hará el Rector, por escrito, dejando constancia en su hoja de vida.

5 Comentarios

      • El Evangelio tiene muchas enseñanzas en cuanto a guardar los mandamientos mientras vivimos entre personas que tienen diferentes creencias y prácticas. Las enseñanzas relacionadas con la contención son fundamentales. Cuando el Cristo resucitado encontró a los NEFITAS que disputaban acerca de la manera de bautizar, Él dio instrucciones claras en cuanto a cómo se debía efectuar esa ordenanza. Después enseñó este gran principio:
        “…no habrá disputas entre vosotros, como hasta ahora ha habido; ni habrá disputas entre vosotros concernientes a los puntos de mi doctrina, como hasta aquí las ha habido.
        “Porque en verdad, en verdad os digo que aquel que tiene el espíritu de contención no es mío, sino es del diablo, que es el padre de la contención, y él irrita los corazones de los hombres, para que contiendan con ira unos con otros.
        “He aquí… mi doctrina es ésta, que se acaben tales cosas” (3 Nefi 11:28–30; cursiva agregada).
        El Salvador no limitó Su advertencia contra la contención a aquellos que no estaban guardando el mandamiento del bautismo. Él prohibió la contención por parte de cualquier persona. Incluso aquellos que guardan los mandamientos no deben irritar los corazones de los hombres para que contiendan con ira. El “padre de la contención” es el diablo; el Salvador es el Príncipe de Paz.
        De igual manera, la Biblia nos enseña que “los sabios apartan la ira” (Proverbios 29:8). Los apóstoles de los primeros días enseñaron que debemos “[seguir] lo que conduce a la paz” (Romanos 14:19) y “[hablar] la verdad en amor” (Efesios 4:15), “porque la ira del hombre no produce la justicia de Dios” (Santiago 1:20). En la revelación moderna, el Señor mandó que las buenas nuevas del Evangelio restaurado se debían declarar “cada hombre a su vecino, con mansedumbre y humildad” (D. y C. 38:41), “con toda humildad… no denigrando a los que denigran” (D. y C. 19:30).

Dejar un comentario