Cátedra de Emprendimiento

Áreas vinculadas: Ciencias Económicas y Políticas, Tecnología e informática, Ciencias Sociales

Planteamiento del problema

¿Cómo desarrollar en los estudiantes de los grados 1°(primero) a 11°(once) actitudes positivas frente a las competencias laborales y empresariales para el emprendimiento, teniendo en cuenta su edad y sus necesarias que contribuyan a identificar claramente sus actitudes y aptitudes para su buen desempeño en la sociedad, mejorando así la calidad de vida?

Para fomentar la cultura del emprendimiento es preciso que se inicie un proceso desde los primeros años de vida de las personas. Este proceso debe contemplar estrategias encaminadas a llevar al educando al convencimiento que mediante la creación de proyectos productivos se puede llegar a triunfar tanto personal como económico. Es por esa razón, que nuestro sistema educativo pretende a través de la cátedra de emprendimiento, formar estudiantes que desde grado primero de básica primaria reciban unos elementos que le sirvan, para generar ideas y empoderarse de su vida.

La Institución Educativa Federico Ángel, cuenta con una población compleja en su diversidad socio-económica y cultural; esta situación sumada a la situación general del

país y del mundo, conllevan a crear un ambiente desalentador en el cual no se visualiza claramente posibilidades de empleos dignos, que permitan una mejor calidad de vida; a esto se agregan las dificultades para ingresar al sistema educativo superior. Por eso es importante brindar a los jóvenes elementos para que ellos mismos generen oportunidades de negocio que puedan aplicar en su vida diaria, convirtiéndolo en un elemento de apoyo para su comunidad.

Justificación

El emprendimiento es una forma de pensar, razonar y actuar centrada en las oportunidades, planteada con visión global y llevada a cabo mediante un liderazgo equilibrado y la gestión de un riesgo calculado, su resultado es la creación de valor que beneficia a la empresa, la economía y la sociedad. (Ley 1014 de 2006, art. 1º). Desde un enfoque de desarrollo humano integral es entendido como una forma de pensar, sentir y actuar para la creación de valor, lo cual permite a la comunidad educativa proponer espacios y escenarios de formación para:

  • Construir conocimientos y desarrollar hábitos, actitudes y valores necesarios para generar acciones orientadas al mejoramiento personal y a la transformación del entorno y de la sociedad;
  • Dar soluciones a las necesidades humanas presentes en la comunidad, con un sentido de ética y responsabilidad social y una perspectiva de desarrollo sostenible;
  • La Promoción, la cooperación y el trabajo en equipo en todos los miembros de la comunidad;
  • Fortalecimiento en los estudiantes la capacidad de conseguir y conservar un empleo, acceder a diferentes alternativas laborales y a posibilidades de autoempleo;
  • Consolidar procesos de articulación del establecimiento educativo con el sector productivo, la educación superior y la educación para el trabajo.

La formación de niños, niñas y jóvenes emprendedores requiere que los establecimientos educativos fomenten una cultura del emprendimiento. En este sentido, la cultura del emprendimiento en los establecimientos educativos se presenta cuando:

Desde el horizonte institucional se traza el camino para la realización de una visión compartida;

  • El proyecto educativo institucional (PEI) genera ambientes propicios para la formación y el desarrollo de personas críticas, comprometidas éticamente, expresivas, conscientes de sí mismas, con sentido de responsabilidad personal y social;
  • Todos los miembros de la comunidad educativa manifiestan relaciones de cooperación, liderazgo y actitud para el desarrollo;
  • Desde los primeros años de formación se promueven actitudes emprendedoras en los estudiantes, las cuales se manifiestan en los diferentes espacios de formación y en todos los ámbitos de su vida;
  • Se forma talento humano competente con capacidad de generar acciones innovadoras que atiendan a las necesidades de desarrollo del país;
  • Se propicia la adquisición de aprendizajes significativos y el desarrollo del pensamiento estratégico como camino para la realización de un proyecto individual o colectivo.

La cultura del emprendimiento se fomenta de manera gradual: en los niveles de preescolar, básica, y media a partir de las competencias básicas y ciudadanas, se deben trabajar los procesos nocionales y elementales del emprendimiento; y en la educación media se deben consolidar las actitudes y conocimientos básicos, para la empresarialidad. Esta se constituye en una oportunidad para que el estudiante materialice sus actitudes emprendedoras y para la Empresarialidad en el desarrollo de actividades y proyectos orientados a la creación de empresa con perspectiva de desarrollo sostenible con productividad económica, cultural, científica, tecnológica, deportiva o artística, entre otras.

Objetivos

Objetivo General:  Promover en todos los grados de la IEFA el espíritu emprendedor que conlleve al trabajo sobre principios y valores que requiere el mundo actual, fortaleciendo el sistema productivo y la creación de una red de instrumentos para el desarrollo de la creatividad.

Objetivos específicos:

  • Despertar en el estudiante el espíritu empresarial y social.
  • Implementar las herramientas necesarias como son: contenidos, recursos, actividades para desarrollar en los estudiantes las competencias básicas
  • laborales de acuerdo con la edad, el contexto sociocultural y desarrollo psicológico.
  • Se orienta a apoyar la creación de empresas innovadoras y con potencial de crecimiento.

Marco legal

El Congreso de la República, mediante la Ley No. 1014 de 2006 ha dispuesto una serie de Artículos para reglamentar la cátedra de emprendimiento en las instituciones educativas del país, entre ellos, los que se establecen en el artículo 1°, 2° y 13° de esta ley.

Impacto en la comunidad

Escenarios institucionales en los que la IEFA pretende poner de manifiesto el emprendimiento:

Actividades Académicas: Se puede fomentar el emprendimiento desde proyectos de aula, salidas de campo, ferias de la ciencia, ferias empresariales, estudios de caso, concursos

Proyectos sociales: Proyectos de recuperación de cultura ancestral, afrocolombianidad, servicio social, proyectos de género, juventud.

Entorno familiar: A través de la asociación de padres y madres de familia, talleres y escuelas para padres; actos culturales, proyectos desde el servicio social obligatorio

Propuestas de mejoramiento del entorno y el medio ambiente: Proyectos Pedagógicos Productivos PPP, Proyectos Ambientales Escolares PRAE, convenios con secretarías de agricultura, cajas de compensación familiar, entre otros.

Actividades empresariales: Visitas guiadas, pasantías, proyectos pedagógicos productivos con apoyo de empresas, contratos de aprendizaje, programas de responsabilidad social empresarial.

Actividades culturales: Izadas de bandera, grupos de danza, teatro, música, deportes, festivales, visitas a museos, recorridos por la región.

También puede interesarte..