Mejorar el Proceso Educativo Federiquiano: Misión de nuestros docentes magisters

En el marco de la semana de desarrollo institucional, los becarios, maestros de la IEFA que felizmente alcanzaron la meta de cualificarse como magister en educación, expusieron sus proyectos y los resultados hasta ahora alcanzados en el contexto de nuestra institucionalidad. En diferentes sesiones de trabajo, las cuales se realizaron en la semana comprendida entre el 9 y 12 de octubre, los docentes: Oscar Rincón, Paula Valencia, Álvaro Fausto Peláez, Fausto Raúl Fernández, Miguel Ángel González y Leonardo Marín compartieron su experiencia con el resto del colectivo docente.

Es importante destacar, desde el impacto que nos deja este interesante ejercicio, que los docentes en nuestro quehacer diario nos vemos enfrentados a múltiples situaciones que van desde el qué y el cómo enseñar hasta la comprensión de alguna dificultad o de alguna confusión, con sólo escuchar la pregunta de un estudiante. En la medida en que el docente tome conciencia de la importancia de contar con una buena formación, cualquiera sea la disciplina o el campo en el que actúe, el camino que se recorra por parte del estudiante y el profesor habrá sido más fructífero y sencillo

Esto obedece entonces a contar con una serie de conocimientos, técnicas, instrumentos y metodologías que permitan reflexionar sobre una mirada integrada entre estudiantes y profesores. Habiendo transitado en parte por este camino nos aventuramos a decir que hubo un punto de inflexión, un antes y un después, luego de transitar por el proceso formativo de la Maestría  en las diferentes universidades en dónde les correspondió hacerlo, más allá de la buena metodología con la que cada uno pueda contar en sus clases.

La formación permanente del docente debe entenderse como un proceso de actualización que le posibilita realizar su práctica pedagógica y profesional de una manera significativa, pertinente y adecuada a los contextos sociales en que se inscribe y a las poblaciones que atiende, tal cual, es el compromiso que adquirieron nuestros docentes becarios en el programa de SEDUCA. Es así como dicha formación se presenta articulada al ejercicio mismo de la práctica pedagógica y a formas de entenderla e inscribirlas en los contextos sociales donde se realiza. Y en esta misma forma se concibe el docente como un profesional idóneo para reconstruir el conocimiento pedagógico, a partir de la experiencia a la que se enfrenta cotidianamente.

El camino es largo, todavía hace falta concienciarse en torno a las acciones y actitudes generadoras de cambios sustanciales en nuestra práctica pedagógica, la cual, debe redundar en mejores resultados en el proceso formativo de nuestros estudiantes. Si nuestros maestros toman su quehacer cotidiano como un objeto de reflexión y sistematización y utilizan para ello herramientas propias de la investigación cualitativa a la vez que asume el carácter de su investigación como limitada, más no por esto menos validada, es posible que el docente cualifique su cotidianidad. De esta manera el aula se convertirá en un espacio de aprendizaje y no de rutina y la IEFA se verá beneficiada por procesos de innovación y transformación que repercutirán en la función educativa de las nuevas generaciones de Antioqueños y particularmente de Caldeños.

Comentar

Click aquí para enviar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No announcement available or all announcement expired.