Exitosa presentación de la IEFA en los tradicionales juegos de la calle

El juego de la calle cumple un papel fundamental en la Educación de los alumnos en el horario extra-escolar, más concretamente en aquel que los educadores denominamos como el tiempo Pedagógico, ya que tiene lugar en un entorno de relación social entre iguales, sin la presencia del adulto, y donde se pueden poner a prueba actitudes, roles y actividades nuevas.

Como una estrategia para lograr la integración de las comunidades educativas, el municipio de Caldas, como todos los años, en el presente de 2018 desarrolló su 37 versión de los “juegos tradicionales de la calle”, los días 23 y 24 de agosto. Este espacio que permite el encuentro de generaciones y la diversión con actividades propias del entorno, sirvió para relegar por un momento, el afán de estar conectados al celular y a los medios electrónicos; intercambiando risas, planes de juego y sobre todo, mucha diversión. La tecnología y sus avances han ido acabado con esta forma sencilla y divertida de integrarse, situación que nuestro municipio ha sabido resistir y ha conservado durante más de 30 años. Las carreras de encostalados, el trompo y el famoso “el puente está quebrado”, son juegos que quedaron en la memoria de quienes durante su infancia disfrutaban de estas actividades y que gracias a la conservación de estas tradiciones podemos hoy en día seguir disfrutando.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hace 37 años que Humberto Gómez, sociólogo, licenciado en Educación Física y docente en ejercicio de la localidad, quien se puso en la tarea de buscar la manera de que esas actividades no murieran con el paso de los años. “Estos juegos se crearon ante la falta de políticas de recreación por parte del estado. Las comunidades estaban desamparadas en materia de recreación”, recuerda Gómez, quien durante más de dos décadas ha estudiado cuidadosamente el origen de estas disciplinas.

Felicitaciones al departamento de educación física, recreación y deportes de la IEFA por su incondicional voluntad de participar en estos juegos tradicionales para contribuir con su conservación, venciendo todos los obstáculos posibles, a los docentes Rolando Álvarez, Oscar Rincón y especialmente al profesor Víctor Henao Sierra. A nuestros estudiantes, nuestra razón de ser, el más sonado reconocimiento por su excelente performance en esta versión, especialmente las rondas que obtuvieron el primer lugar.