Día Mundial del docente

Desde 1994, cada 5 de octubre se celebra el Día Mundial de los Docentes, que conmemora la Recomendación conjunta de la OIT y la UNESCO relativa a la situación del personal docente (1966). Esta recomendación constituye el instrumento normativo fundamental para abordar los derechos y las responsabilidades de los docentes, así como las normas para la formación inicial y permanente, la contratación, las condiciones de empleo y las condiciones de enseñanza y aprendizaje. La Recomendación de la UNESCO relativa a la condición del personal docente de enseñanza superior aprobada en 1997 complementa la de 1966 y se aplica a todo el personal docente e investigador de la enseñanza superior.

Con la aprobación del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 sobre educación, y de la meta 4.c (ODS 4.c) que reconoce que los docentes son esenciales para la consecución de la Agenda 2030 de Educación, el Día Mundial de los Docentes se ha convertido en la ocasión idónea para hacer un balance de los logros y reflexionar acerca de la manera de hacer frente a los desafíos que perduran en la promoción de la docencia. La Declaración Universal de Derechos Humanos (1948), reconoce a la educación como un derecho fundamental. Un derecho que no se puede cumplir sin docentes calificados.

Uno de los principales desafíos de este derecho a escala mundial sigue siendo la carencia de docentes. Se estima que, en total, 264 millones de niños y jóvenes no están escolarizados y, según el Instituto de Estadística de la UNESCO, se necesita contratar a unos 69 millones de nuevos docentes para alcanzar los objetivos de educación de impartir educación universal primaria y secundaria de aquí a 2030. Esta ‘carencia de personal docente’ se acentúa más entre los sectores vulnerables de la población, es decir, entre las niñas, los niños con discapacidad, los refugiados y los migrantes, y los niños pobres que viven en zonas rurales y remotas.

La formación y el perfeccionamiento profesional de los docentes. Al igual que en cualquier otra profesión, los docentes cualificados deben estar debidamente preparados para ser eficaces. Deben adquirir las habilidades necesarias para motivar a los niños y gestionar una clase, dominar áreas temáticas esenciales y velar por las necesidades cotidianas y el progreso de sus estudiantes. Del mismo modo, los administradores de los distintos centros y del sistema educativo en general también deben aprender a ser líderes en la educación y ser eficaces a la hora de crear equipos, realizar presupuestos con escasos recursos, supervisar el aprendizaje de los alumnos y respaldar a sus docentes.

MENSAJE CONJUNTO UNESCO, OIT? UNICEF, PNUD Y INTERNACIONAL DE LA EDUCACIÓN

«Con  el  tema  “Docentes jóvenes:  el  futuro  de  la  profesión”,  reconocemos  la  importancia  crítica  de  reafirmar  el  valor  de  la  misión  docente.  Instamos  a  los  gobiernos a que hagan de la enseñanza una profesión de primera elección para los jóvenes. También invitamos a los sindicatos de docentes, los empleadores del sector privado,  los  directores  de  escuela,  las  asociaciones  de  padres  y  maestros,  los  comités de gestión de las escuelas, los funcionarios del sector de la educación y los formadores  de  docentes  a  que  compartan  sus  conocimientos  y  experiencias  para  promover el surgimiento de un cuerpo docente dinámico.
Sobre todo, celebramos la labor de docentes dedicados de todo el mundo que siguen esforzándose día a día para que la “educación de calidad, inclusiva y equitativa” y la promoción  de  las  “oportunidades  de  aprendizaje  permanente  para  todos”  se conviertan en una realidad en todos los rincones del planeta.»

El Día Mundial de los Docentes ha sido organizado con la colaboración conjunta del UNICEF, el PNUD, la Organización Internacional del Trabajo y la Internacional de la Educación.

Fuente principal: Compartiendo mi opinión

Comentar

Click aquí para enviar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También puede interesarte..