Clausura de los niños y niñas del Preescolar

Mónica Villada, nuestra casi eterna, profesora del preescolar sostiene que “ser docente de preescolar es tener la oportunidad de enfrentarse cada día a una caja de sorpresas: una sonrisa, el llanto, un logro, un interrogante difícil de responder, situaciones que hacen del ejercicio docente-educativo una labor gratificante y un reto permanente”.

Para nuestros niños y niñas de Transición el 28 de noviembre  fue un día de fiesta al terminar exitosamente el primer gran reto de sus vidas. Los niños están  dejando el preescolar  para ir a la Básica primaria, la de los alumnos grandes, a seguir con su proceso formativo. Años maravillosos si, años maravillosos y recuerdos imborrables son los que al finalizar la etapa preescolar quedan en los niños que finalizan este ciclo. Es así que, con un variado programa nuestros niños y niñas del preescolar le dijeron adiós a esta etapa, en un pequeño evento realizado en nuestro paraninfo.

En épocas anteriores a la escuela se iniciaba con la primaria, pero las exigencias por mejorar la calidad de la vida moderna y la necesidad que tienen las madres en aportar económicamente al hogar, hacen que se vean en la necesidad de llevar a sus hijos a los jardines infantiles, donde los pequeños reciben las bases que fortalecen su formación intelectual y espiritual, contribuyendo al desarrollo de sí mismos y de su país. Así pues, los jardines son un aporte invaluable para los padres de familia pues permiten al niño valorar y descubrir el gusto por la vida, al ofrecer condiciones adecuadas que incentivan su creatividad, afinan su sensibilidad y logran que adquieran auto confianza, la cual, les debe permitir crecer armónicamente.

De ahí la importancia que al terminar los niños su etapa preescolar lleven el recuerdo de haber tenido una pequeña, pero muy sentida clausura de este ciclo escolar. Los primeros años son muy importantes en la vida, en ellos se cultivan semillas de amor, gratitud, valoración y respeto; al terminar esta etapa los niños comienzan a vivir otros momentos en su vida, otra situaciones en las que habrá otras jornadas de siembra y será tiempo también de cosecha, pues todas las bases, todas las vivencias que el niño ha tenido le permitirán la construcción de su propio futuro, de su realidad.

 

 

Comentar

Click aquí para enviar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También puede interesarte..

No announcement available or all announcement expired.