Visita de Monseñor: César Alcides Balbín Tamayo

Monseñor, César Alcides Balbín Tamayo, visito la institución educativa Federico Ángel, como la ha hecho en varias instituciones del municipio y la diócesis de Caldas, es una oportunidad, para que la comunidad educativa y la sociedad, representada en uno de los tantos líderes de la sociedad, se acerquen y reconozcan las realidades de las instituciones, le motive a continuar con el trabajo decidido y comprometido en pro de las comunidades,  así pues le correspondió a nuestra Institución, fue un encuentro sencillo, fraterno y acogedor: a continuación las palabras que el rector Julio Cesar Hidalgo, dirigió al obispo como bienvenida:

Monseñor César Alcides Balbín Tamayo, bienvenido, a nuestra institución, nos sentimos acogidos y participes por la comunidad eclesial representada en su persona, hoy aquí honrados con su visita, queremos pensar en la narración que San Juan, en el capítulo 9,  hace en el evangelio sobre un Hombre ciego y la experiencia de fe que vive, hombre que busca ver el camino, pero que su vida llena de retos y dificultades,  descubre la mano bondadosa de Dios al encuentro con el señor; nosotros podemos ver, pero hay momentos de la vida donde nuestros afanes y los desafíos de este mundo, nublan o ciegan nuestra mirada, monseñor, ayúdenos, para que podamos ver aquello que es importante a los ojos de Dios.

Tanto en nuestra vida, como en la vida de estos niños y jóvenes que nos son confiados, nuestra misión institucional orientada a contribuir en la formación de una mejor sociedad, lograra mejores resultados si en nosotros está la presencia viva de Dios, y lo legraremos mejor si nuestros ojos descubren la luz, que es Cristo, nuestro norte y que esperamos nos acompañe a encontrarle. Que camine con nosotros, para superar los obstáculos y donde las caídas no sean sufrimientos, sino experiencias cercanas de nuestra vida para descubrir la voluntad de Dios.

Máxime en este tiempo de cuaresma donde el llamado es cuidar nuestra casa, nuestro santuario y en el nuestra vida, el entorno donde habitamos con todo lo que le compone. Este si es un verdadero reto, poder abrir los ojos en tiempos donde nos quieren ocultar y distraer de lo esencia.

Monseñor: César Alcides Balbín Tamayo, en la sociedad hay diversos desiertos, y no podemos se apáticos a estas realidades, pero podemos hacer que florezcan, con el trabajo del día a día, nosotros vivimos, en medio de las semillas, representadas en los niños  y lindos seres Caldeños, que van creciendo bajo el don gozoso de nuestro trabajo, de nuestra vida. Esperamos que este encuentro de hoy nos fortalezca y motive para seguir adelante, abriendo nuestros ojos y sembrando con nuestra vida, en la vida de quienes cada día llegan a esta linda institución. Gracias por su presencia en nuestra institución.”

El obispo, dio un mensaje de esfuerzo y dedicación al estudio, a escuchar a sus profesores y a trabajar con responsabilidad y compromiso, a los niños y jóvenes de nuestra institución, animo a los docentes para seguir trabajando, con empeño, con amor y en especial con el compromiso  de nuestra profesión, Monseñor Cesar, nos habló sobre los frutos de nuestro trabajo, recalcando que debe hacerse con un alto grado de sentido social, sin esperar nada a cambio, ya que las semillas sembradas en los corazones y en las vidas de los jóvenes germinaran ante los retos y desafíos de este mundo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comentar

Click aquí para enviar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.