Re contextualización del PRAES Federiquiano

La gestión de los Proyectos Ambientales Escolares y particularmente en la IEFA  trae beneficios importantes a la comunidad Caldeña y por supuesto, a nuestra propia institución que lo desarrolla. Estas ventajas tienen que ver principalmente con la adopción de un enfoque interdisciplinario de los procesos de enseñanza y aprendizaje, generando la transversalidad de las áreas y la complementariedad entre ellas. Este ha sido el anhelo, con el cual, el equipo de trabajo del PRAES federiquiano ha venido contribuyendo para materializar sus propósitos, situación, que como todo en educación, resulta compleja, pero pleno de enormes satisfacciones, tal cual lo manifiesta nuestra incansable docente Viviana Ramírez, líder de este proceso “vivo orgullosa de mi institución, cada que convocamos a los líderes de nuestra comunidad educativa para atender asuntos inherentes a nuestro PRAES, siempre están presentes”

El pasado 12 de marzo se llevó a cabo un taller de re contextualización del PRAES con la participación de la mesa ambiental del municipio de Caldas, la mesa ambiental infantil, nuestros guardianes de la naturaleza, el liderazgo juvenil federiquiano, SIATA institucional, CORPODIL, el personero de la institución, representantes de los estudiantes y algunos docentes, quienes en su conjunto analizaron la situación actual del PRAES y los requerimientos de ley que se exigen para su cabal cumplimiento y desarrollo.

La IEFA es consecuente con una de las preocupaciones del mundo actual, el Ambiente, cuyas problemáticas ambientales aumentan con el pasar del tiempo; sus consecuencias se evidencian con el cambio climático, el descongelamiento de los polos, la desertificación, pérdida de biodiversidad y demás problemáticas que aquejan el planeta y que afectan la vida existente en él, debido al mal uso que el hombre le está dando a los recursos naturales. La educación ambiental debe ser considerada como el proceso que le permite al individuo comprender las relaciones de interdependencia con su entorno, con base en el conocimiento reflexivo y crítico de su realidad biofísica, social, política, económica y cultural, para que, a partir de la apropiación de la realidad concreta, se puedan generar en él y en su comunidad actitudes de valoración y respeto por el ambiente.

Estas actitudes, por supuesto, se sustentan en criterios para el mejoramiento de la calidad de vida y en una concepción de desarrollo sostenible, entendido éste como la relación adecuada entre medio ambiente y desarrollo, que satisfaga las necesidades de las generaciones presentes y asegure el bienestar de las generaciones futuras. El cómo se aborda el estudio del problema ambiental y el para qué se hace educación ambiental, depende de cómo se concibe la relación entre individuo, sociedad y naturaleza y el tipo de sociedad que se quiere

Todo parece indicar que la solución de los problemas, o al menos la posibilidad de contribuir en buena medida a ella, debe partir de la necesidad de consolidar una nuevo comportamiento y una nueva cultura, espacio en el cual la educación tendría que ser reconocida y valorada como un dispositivo clave. Podría pensarse la Educación Ambiental como un discurso crítico de la cultura y de la educación convencional. (Ministerio del Medio Ambiente Ministerio de Educación Nacional, 2002)

Dicho así, desde el Ministerio de Educación Nacional-MEN, se han formulado los lineamientos para los Proyectos Ambientales Escolares-PRAE convirtiéndose en una posibilidad de investigar la realidad ambiental local y transformarla mediante la participación de las comunidades académicas y los pobladores residentes; a su vez, contribuir a fomentar valores de tolerancia y sentido de pertenencia de los niños y jóvenes por su entorno ambiental.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.