Modernidad Y Posmodernidad III

Todo esto nos lleva al revisionismo acerca de los grandes proyectos de la modernidad, los cuales parecen ser incompletos o insuficientes. No ha funcionado de forma satisfactoria y amplía la democracia, la cual presenta episodios y situaciones que son realmente decepcionantes, en éste país los hemos vivenciado. De otro lado, de por sí la modernidad es escéptica hacia lo religioso. Pero ni la ciencia y tecnología han demostrado seguridad y por el contrario a pesar de sus enormes aportes, presentan factores muy peligrosos y destructivos. Tampoco el capitalismo, el nazismo, y mucho menos los socialismos han mostrado resultados plenamente satisfactorios.

Llegamos a un punto que podría ser simpático cuando los seres humanos actuales podemos constatar que en un contexto de la modernidad todo ha fallado; lo religioso, el capitalismo, la democracia, el nazismo, la ciencia y tecnología, el socialismo. Han surgido algo que yo considero como “planes D” para revindicar la modernidad. Uno de éstos planes D sería el narcotráfico. El cual puede acumular un enorme potencial económico. Pero por su alto poder de autodestrucción social y personal no es viable, ni conveniente.

En los tiempos inmediatamente recientes las desilusiones ante la modernidad se hacen especialmente inquietantes en casos como del Socialismo Bolivariano del siglo XXI en Venezuela, que todos conocemos hasta la saciedad. Otro de los casos es un país del norte de África; LIBIA. En el año 2011 varias naciones democráticas capitalistas de occidente lideradas por Estados Unidos y Francia, efectuaron un espectacular despliegue de fuerzas aéreas para apoyar a la insurgencia de éste país que pretendía derrocar a un dictador libio llamado Muamar GADAFÍ. Ahora bien, después de la derrota de éste dictador de Libia que había gobernado a éste país africano durante más de 40 años se establecen los resultados y consecuencias de ésta intervención militar que se hizo a nombre de la democracia.

Gadafi se tomó el poder en Libia en 1969. Libia era uno de los países más pobres de África. Después de dos décadas de gobierno Gadafi había logrado que la población mejorara su nivel de vida hasta conseguir que obtuviera el mayor nivel de vida de África. Libia es un país desértico, Gadafi provenía de tribus beduinas, esas personas que andan por el desierto en camellos y que crían ovejas y cabras. Gadafi conocía muy bien al pueblo libio, lo que le permitió integrar a las diferentes comunidades y formar un sistema de gobierno que proporcionó a la población salud y educación de calidad gratuitas, el acceso a la vivienda para todas las familias, apoyo intenso a la agricultura. Uno de los principales medios para conseguirlo es que redistribuyo la riqueza del país. La economía de Libia estaba fundamentada en enormes reservas de petróleo, las cuales se extraían a los más bajos costos en el mundo, porque el petróleo en Libia no está demasiado profundo. Gadafi no permitió que las multinacionales controlaran el petróleo de Libia. Gadafi nacionalizó el Petróleo.

¿Cómo ésta Libia actualmente después de la guerra por la democracia? Esta arruinada. Es un caos, el país está dividido en una serie de grupos armados, ninguno de los cuales está en capacidad de asumir el poder o gobierno de Libia. Con su riqueza petrolera no se sabe que paso. Las familias en Libia han sufrido tanto con ésta guerra y después de la guerra que muchas optaron por huir del país y emigrar por el mar Mediterráneo a Europa en esas tristes travesías que muchas veces han terminado en tragedias. Todos hemos visto esas escenas por televisión.

¿Por qué había oposición a Gadafi en Libia si el pueblo libio estaba bien? Parece ser que la oposición no representaba a la mayoría de la población, pero si a la democracia y los estilos de vida occidentales. Una parte de la población quería mejorar aún más. Esto desestabilizó a éste país, lo que aprovecharon las potencias de occidente para intervenir. Pero, aunque Gadafi era un dictador, con todas las críticas que se le podrían hacer, el pueblo libio estaba mejor bajo su gobierno, que después de la intervención militar para lograr en éste país la democracia.  Sobre éste tema invito a los lectores a que consulten incluso en YOU TUBE, que, aunque no es una fuente de consulta del todo segura, se puede corroborar con otras fuentes. En YOU TUBE, existe un video denominado: “El Testamento de Gadafi”.

La historia reciente nos lleva aún más a cuestionarnos acerca de lo que es la modernidad; su interpretación, su evaluación. Se dice que la humanidad ha mejorado en muchas cosas, se dice que la expectativa de vida ha aumentado. Puede ser cierto. Pero hay un ambiente de incertidumbre en muchas personas, naciones, territorios. Hay factores que afectan significativamente la felicidad de las personas y amenazas que da hasta miedo mencionar como el calentamiento global o una “Guerra Generalizada”, es decir una guerra nuclear. Amenaza que está resurgiendo de nuevo. Rusia se ha recuperado militarmente, ha mejorado su tecnología militar.  Rusia ha desarrollado últimamente los mejores sistemas de misiles anti-aéreos y armas que son “envidiables”; como tanques y cazas y bombarderos que actualmente son un mito en el ámbito militar mundial. Además, ha mejorado al extremo los misiles con cabezas nucleares. Esta es una de las causas que definió el conflicto en Siria, ya que Rusia aprovecho su nueva capacidad disuasiva para apoyar al presidente o dictador llamado Bashar al-Ásad y recordemos que recientemente Rusia se decidió por apoyar la dictadura en Venezuela de Nicolás Maduro.

De otro lado hay naciones que ya cuentan con arsenal nuclear propio como Corea del norte, la India y está el caso de Irán, ese país “árabe” del oriente medio, que se han declarado hostil a occidente y han desarrollado su propia tecnología militar, parece ser, de un nivel considerable, y pretende llegar a crear bombas nucleares, que de conseguirlo sería extremadamente peligroso. Llegamos ya en éste escrito a observar las nuevas perspectivas históricas. Nuevas a pesar de que la modernidad significa lo nuevo, pero la modernidad ya no llena las expectativas. Una de las tendencias de pensamiento destacadas actualmente es el considerar cambios que vallan más allá de la modernidad, porque como ya lo consideramos la modernidad ya se agotó. Entonces hablamos de la Post- Modernidad.

No se puede definir en una sola línea a la Post- Modernidad. Han surgido o pueden surgir variadas tendencias de lo que es. Desde un replanteamiento a fondo de la modernidad misma, una reformulación, hasta el relativismo y la apatía o el tratar de rescatar otros aspectos de los seres humanos que han sido descuidados. Lo que sí es que la Post Modernidad es el revisionismo de la modernidad, la confrontación de los paradigmas que ella representa para obtener mayores márgenes de seguridad y funcionalidad en las sociedades actuales.

En todo esto considero que es importante el manejo que de la propia vida efectúe cada persona, su autonomía. De parte mía como creyente (en Dios). Veo que los tiempos actuales tienen ventajas. En el medio en que vivo, considero que la vida influenciada por la Fé, se puede vivenciar de una forma digamos “cómoda”, o más bien, más tranquila. Ya no estamos presionados los cristianos católicos a ejercer ese control de la sociedad o a esa exhaustiva evangelización de ciertas épocas pasadas, simplemente es cuestión de tener vínculos con las parroquia o comunidades. Creo que eso es de las cosas que se deben tener en cuenta, las ventajas que ofrecen los tiempos actuales. Si consideramos a la democracia, esta tiene significativas ventajas. Por ejemplo, éste escrito o pasatiempo personal que se puede compartir con las personas, cosa que no ocurriría en sistemas de gobierno totalitarios en los que cada persona es vigilada y cuestionada por el Estado. No pretendo ser “el modelo o un modelo”, sino que, así como hago una crítica severa, también quiero señalar posibilidades.

De otro lado también debemos considerar que existen temores que subyacen. Como el sentirse en una sociedad que nos condiciona, nos manipula. Se habla incluso de las teorías de la conspiración. Una de las cuales dice que los Ilumínate y los Masones de forma encubierta controlan y dominan a las sociedades y naciones actuales. Sobre su existencia no hay dudas, pero el alcance de su accionar no se puede determinar. ¿Si son tan poderosos porque se mantienen ocultos y escondidos? Todo el o lo que se oculta tiene graves desventajas. Además, al parecer sus cálculos no son tan precisos y exitosos. Según teorías de la conspiración, el socialismo era un proyecto de ellos para dominar al mundo. Los Ilumínate y los Masones afirman que ellos han ocasionado los mayores cambios en la historia moderna ¿Pero esos cambios se debieron a su influencia o es que se debieron a la dinámica propia de la existencia y la vida, ósea la dialéctica que genera las transformaciones en las sociedades humanas?

​​Así que eso de las teorías de la conspiración habría que esperar. Por ejemplo; éste año se cumplen 50 años de la llegada del hombre a la Luna. ¿Si fue cierto que el hombre llegó a la Luna o fue un gran montaje? Al respecto se abrirá un debate de carácter científico bien interesante, el cual será placentero de presenciar. Sea como sea la Historia sigue su marcha, nuestra historia sigue su marcha, debemos atraer y usar las energías positivas que mueven al universo. En cuanto a esto quisiera referirme a un filósofo de los tiempos actuales: JÜRGEN HABERMAS.

En el año 1.981 Habermas publica el libro “Teoría de la Acción Comunicativa”. En éste libro afirma que la acción comunicativa desde lo cultural proporciona una acción estratégica para que el hombre consiga sus fines utilizando unos medios de acuerdo a al cálculo de intereses de la comunidad integrando intereses individuales. En una acción comunicativa los seres humanos pueden construir una sociedad, incluso normas éticas y de convivencia de acuerdo a un consenso de dialogo mediante el uso efectivo del lenguaje. Todos los interlocutores deben ser válidos y reconocidos en un lenguaje de argumentos e imparcialidad. La moralidad no es introducción de deberes externos a la propia vida, es la condición de la vida social, a, siempre en función de lo verdadero y la verdad en contraposición al relativismo y el escepticismo. Solo el consenso debidamente argumentado puede llegar a los principios morales en los que todos aceptan libremente las consecuencias sin fundamentarse en el relativismo y en el dogmatismo, incluso religioso

La Acción Comunicativa debe aplicarse también a la ciencia. Tanto la moral como la ciencia tienen que estar en capacidad tanto de criticar como de dar razones considerando a los participantes en una simetría de perspectivas, en una tendencia universalista no solo desde una comunidad, sino desde todas las comunidades que considera las diferencias. Lo mismo puede decirse de la democracia en la que la comunicación y la deliberación de los ciudadanos es esencial en la que deben participar todos desde la base de la sociedad como vecindarios y sindicatos, hasta las instituciones de administración.

También te puede interesar:  El Blog “El Rincón de Rudolf”. 

Comentar

Click aquí para enviar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.