¿Qué saben nuestros estudiantes sobre la contaminación atmosférica?

El 21 de Julio de 2020, la Investigadora principal Diana Marín Pineda y la Joven investigadora Manuela Pérez Orduz, de la diplomatura en Investigación Operativa de la UPB nos compartieron los resultados de su investigación sobre contaminación atmosférica  en el valle de Aburrá, de la que nuestra Institución Educativa Federico Ángel, hizo parte.

En el 2019 Min-Ciencias (Ministerio de Ciencias de Colombia) lanzó una convocatoria para trabajar proyectos de investigación en salud. Producto de esto salieron varias preguntas como: ¿De dónde procede el material particulado que hay en el aire del valle de Aburrá? Si las emergencias ambientales por la calidad del aire en el Valle de Aburrá se dan siempre dos veces al año (marzo y noviembre) ¿Por qué causan malestar las medidas que se toman en dichas emergencias en algún sector de la población? ¿Qué es lo que sabe la población del valle de Aburrá al respecto? ¿Qué pasa en las instituciones educativas del valle de Aburrá?

De estas preguntas surgió un grupo de investigación de la UPB que propuso el proyecto Apropiación social del conocimiento CAP, dentro del macroproyecto PROMESA (Procedencia del material particulado y su efecto en la salud de los niños), que se lleva actualmente en el valle de Aburrá. 

PROMESA es el macro proyecto detrás de Voces Ciudadanas, Ubicamed y CAP, subproyectos con los cuales se busca hacer apropiación social del conocimiento científico, saber si en el valle de Aburrá, los estudiantes de secundaria y la población en general tienen el conocimiento y las herramientas para cuidar su entorno; también busca recopilar sus perspectivas y propuestas para generar cambios positivos. PROMESA es un proyecto de investigación en el que participan entidades como la UPB, la U.de.Andes, la U.de.A., la E.P.S. Sura y el laboratorio Genes, entre otras. En este se investiga sobre la contaminación atmosférica y los efectos de esta en la salud de los niños menores de 5 años.

Voces Ciudadanas es una metodología de investigación de la U.P.B que busca promover la participación ciudadana en la discusión y búsqueda de soluciones a problemas de interés público, como el de la calidad del aire. Ubicamed por su parte, busca conocer “Qué les enseñan a los niños y jóvenes en la actualidad sobre el cuidado del medio ambiente en sus colegios e instituciones educativas”.

Con unas preguntas muy similares a la de Ubicamed comenzó el proyecto de Apropiación social del conocimiento sobre salud ambiental CAP (Conocimientos, Actitudes y Prácticas): ¿Qué saben los estudiantes sobre la contaminación atmosférica? (Conocimientos), ¿Qué tanta responsabilidad los estudiantes reconocen tener y asumen frente a la contaminación del aire? (Actitudes) y ¿Qué hacen los estudiantes frente a la contaminación atmosférica? ¿Qué medidas se toman en las instituciones educativas? (Prácticas).

Para hacer el estudio del proyecto CAP, fueron escogidas ocho instituciones educativas del valle de Aburrá, entre públicas y privadas, con proyectos ambientales significativos, como el INEM José Félix de Restrepo, la I.E. Alfonso Upegui Orozco, el Colegio Palermo de San José del municipio de Medellín; la I.E. José Manuel Caicedo (Barbosa), la I.E. María Josefa Escobar – Juan Echeverry Abad (Itagüí), el Colegio Colombo Británico (Envigado), el Colegio Bethlemitas Bello, y la I.E. Federico Ángel del municipio de Caldas.

El proyecto CAP es importante por tres razones: “La contaminación atmosférica es un problema de salud pública mundial que tiene efectos negativos a corto y largo plazo en la comunidad y los niños son los más vulnerables”;

“En el Valle de Aburrá 6 de los 10 municipios son de los más contaminados en Colombia por sus condiciones topográficas y climatológicas, las cuales influyen en dos épocas del año haciendo que la situación ambiental empeore y con ello los efectos negativos en la salud” y “Las ideas y actitudes de los jóvenes, que se forman en los años escolares, acerca de las causas de la contaminación ambiental influirán en sus decisiones, cuyas consecuencias podrían mejorar o empeorar esta situación a futuro”.

Las investigadoras consideran que:

Para lograr un cambio en la cultura de los ciudadanos, se debe considerar la educación ambiental como una herramienta para orientar y educar a las personas en conciencia ambiental. Si los tomadores de decisiones conocen las ideas, prácticas y actitudes que los alumnos tienen, se pueden implementar estrategias de educación y comunicación que estudien y den respuesta a dichas problemáticas ambientales y justamente esto es lo que queremos alcanzar”.

Algunos resultados encontrados hasta ahora por el equipo de investigación son:

Conocimientos:“La mayoría de los estudiantes tiene un bajo grado de conocimiento respecto a distintos aspectos relacionados con la contaminación del aire”.

Actitudes: “La actitud frente a la problemática de los niños y adolescentes es positiva y la mayoría de ellos siente preocupación respecto al tema. Desde su visión plantean que deben llevarse a cabo propuestas en el ámbito educativo e industrial”.  Prácticas: “A pesar de que los estudiantes tienen una actitud positiva, se sienten preocupados e interesados en el tema. Además, la mayoría de ellos tienen prácticas incorrectas y no utilizan medidas de prevención.

Prácticas: “A pesar de que los estudiantes tienen una actitud positiva, se sienten preocupados e interesados en el tema. Además, la mayoría de ellos tienen prácticas incorrectas y no utilizan medidas de prevención contra los posibles efectos de la contaminación”.

Videos sobre los PRAE de las ocho instituciones investigadas por el proyecto CAP puede verse en Escuela en el Mapa

Esperamos compartir los resultados específicos de nuestra institución en pocos días.

Resultados proyectos Salud ambiental UPB

Comentar

Click aquí para enviar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.